Divorcio

¿Cuáles son los motivos comunes del divorcio?

Hay una tendencia general en todo el mundo de que más divorcios se concretan y la gente se está casando menos

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Pastel de bodas.

    Pastel de bodas.

El amor ya no es lo mismo antes que ahora, ahora parece ser mucho más fácil de romper, no por nada diversas estadísticas ponen de manifiesto que cada vez se están divorciando más parejas en todo el mundo, y conforme pasa el tiempo, la inclinación se hace más evidente. Incluso la tasa de matrimonios va a la baja de manera general.

Estas son algunas de las razones más comunes por las que la gente se está divorciando, se trata de problemas normales dentro de lo que cabe, sin excluir que puede haber miles de motivos más, incluso unos muy increíbles como el del hombre que le exigía el divorcio a su mujer porque ella siempre quería tener sexo y no lo dejaba en paz. (Toma un momentito para reír porque te podrías identificar con todo lo que sigue).

PROBLEMAS ECONÓMICOS

La falta de dinero suele poner de por medio mucha tensión en una relación matrimonial, a partir de la falta de dinero surgen las dudas y los conflictos sobre cómo ha de administrarse, pagarse y quién no lo está haciendo rendir. Incluso las parejas que tienen una vida resuelta en cuanto al dinero, suelen pelear por este motivo y llegar al divorcio por diferencias económicas palpables. Incluso por tener más dinero uno que otro.

INFIDELIDAD

Muchas parejas en el mundo ponen a la fidelidad como el más alto de sus valores, no es de extrañarse entonces que cuando ocurre quebranta muchas otras cosas más que la confianza o el amor. La infidelidad arrasa con los ánimos e incluso con la felicidad de los niños cuando estos se dan cuenta de lo que ocurre.

PROBLEMAS SEXUALES

No son pocas las parejas que aún teniendo años y años de intimidad no logran embonar en esos menesteres, uno quiere una cosa y el otro otra. Uno está insatisfecho y el otro no está dispuesto a ceder a sus deseos. Se trata de incompatibilidad, en todo caso hay mucha frustración que de la cama se pasa a todos los rincones de la casa y se manifiesta en una dureza que es imposible de sobrellevar.

CRIANZA DE LOS HIJOS

Si había problemas antes de tener hijos, por seguro está que los habrá una vez que los haya. Los hijos nos enfrentan a otra problemática porque podrían generar diferencias si no hemos hablado y concretado un plan al respecto con nuestra pareja.

Cada persona tiene un pensamiento distinto de cómo deberían ser criados, y lo mismo les afecta a los niños que a los adultos el hecho de que haya estas diferencias.

MALTRATO

A veces es tan sutil que la misma persona que está siendo maltratada no puede verlo, a veces no quiere verlo aunque sea evidente. El maltrato es un daño emocional profundo que inclina cualquier relación amorosa al fracaso, donde hay amor no puede haber maltrato ni viceversa. Hay que ser muy valiente para reconocer y sobre todo no dejar que las cosas se salgan de proporción porque la persona maltratadora a veces navega con un perfil bajo.

EDAD

Parece que no pero la edad de las personas sí puede ser un determinante para saber si la relación ha de funcionar. Tal parece y según lo que dicen las estadísticas, que cuando menor es la persona que se casa tendrá menos tiempo de madurar mientras está en el proceso del matrimonio, es decir, su vida y su crecimiento o desarrollo se van a ver interrumpidos abruptamente, porque va a tener el matrimonio encima y eso le puede generar inseguridades imposibles de sanar.

Eso si tomamos en cuenta que la generalidad de las personas poseemos menos madurez emocional mientras más jóvenes somos.

 

¿Te has divorciado?

 

 

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios