Divorcio

Tronar y regresar ¿Es amor o codependencia?

Muchas parejas entran en la costumbre de terminar y regresar ¿amor?, ¿inmadurez?, ¿cobardía?. ¿miedo? o simplemente codependencia

Nadxiely Niño Chávez
Por Nadxiely Niño Chávez
  • Pareja rota. Fuente:

    Pareja rota. Fuente:

Dicen que las relaciones de pareja son como un jarrito de porcelana, que cuando se quiebra, aunque se unan sus partes, quedan evidentes las marcas y los 'arreglos' que se le hicieron, y el jarrito no vuelve a ser el mismo. 

 

¿Tienes un relación sentimental inestable?

 

Y si, cuando una relación se rompe una vez, en muchos casos lo mejor es que quede así y no tratar de componerla, porque en ocasiones el resultado es peor y la 'segunda parte' solo sirvió para comprobar que lo mejor era terminar.

Tristeza, culpa, baja autoestima y sobre todo el miedo a la soledad son algunos de los sentimientos que hacen que las parejas terminen y regresen constantemente. Llegando a degradar tanto la relación, que la pareja no puede vivir sin el otro, incluso disfruta los problemas que surjan entre ambos.

 

 

¿Regresarías con tu ex?

 

 

Y es en esos casos cuando surgen, relaciones de dependencia y sometimientos, que son popularmente son llamadas adictivas. Que son aquellas en donde la pareja no pueden romper definitivamente aunque se estén haciendo daño. Jorge Castelló, psicólogo y autor del libro 'Dependencia emocional', menciona lo siguiente:

El amor se convierte en obsesión cuando la otra persona ocupa el lugar más importante y casi el único en la escala de prioridades del sujeto.

Algo muy llamativo de estas personas, que puede ser también indicativo de este componente adictivo en la relación, es la necesidad de acceso constante del dependiente emocional hacia su pareja, intentando hacer todo tipo de actividades con la otra persona, llamando continuamente y controlándola a través de mensajes del celular, lo que se interpreta como un acto de comprobación de que la pareja 'sigue ahí', como unida a un cordón umbilical imaginario, concluye Castelló.

 

 

Si fuiste tú el que decidió dar punto final a la relación, antes de pensar en regresar, piensa en qué fue lo que te llevó a tomar esa decisión, ¿un momento de ira?, ponte a pensar que fuel lo que sucedió entre ustedes para que no pudieras aguantarlo emocionalmente hablando. Cuestionate si sigues con la misma sensación que te llevó a terminar o solo fue un impulso.

 

 

Si cuando terminas una relación sientes abstinencia o ansiedad, o te das cuenta de que la relación es dolorosa para los dos, pero te rehúsas a tomar cartas en el asunto, necesitas reaccionar y salir de ella, algunos de estos puntos te pueden ayudar:

Piensa que esa relación no es lo más importante en tu vida tu tienes metas, proyectos y muchas otras cosas que puedes hacer en solitario.

No te comprometas a quedarte con tu pareja o darle una segunda oportunidad, incluso aunque amenace con lastimarte o lo haga. Si logras dar este paso, evitarás entrar en la rutina o juego del rescatador o perseguidor, lo que puede ser peligroso para ambos.

 

 

¡Adiós recuerdos! Lo mejor que puedes hacer después de tronar una relación adictiva es deshacerte de todos los recuerdos y prendas de ropa que te recuerden a tu ex. Mantener estos artículos alrededor hará más difícil que dejes de pensar en esa persona y será más sencillo dejar la adicción a la relación por tu bien.

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios