Enamorados

¿Cómo enfrentar a un hombre controlador y posesivo?

Si eres una mujer independiente, con planes e ideales, no te conviene tener como pareja a un hombre controlador y celoso

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Hombre posesivo

    Hombre posesivo

El amor puede justificar muchas cosas pero no la falta de libertad, ninguna persona puede ser sí misma sin libertad, así que hay que defenderla. Realmente, a una mujer independiente no le conviene tener como pareja, novio, esposo o compañero a un hombre controlador, posesivo, obsesivo compulsivo y celoso.

Este tipo de hombres son como una mina, no encajan en nuestro objetivo así que simplemente hay que deshacernos de ellos.

No quiero decir que no merezcan una oportunidad, con suerte puede cambiar su perspectiva a una más progresista, pero si ya lo intentaste y te das cuenta de que no puede moverse ni un centímetro de su centro, déjalo. A una mujer con iniciativa nunca le falta quien la quiera.

 

¿Tienes una pareja que te cela y trata de controlarte?

 

Es muy común que las mujeres quieran igualarse a los hombres, empiecen a salir, a beber, a no contestar el teléfono para que los demás vean la clase de mujer que son, que no van a dejarse humillar por nadie, date cuenta que el único control que tiene importancia es el que ocurre de la puerta de la casa para adentro, lo demás son esfuerzos de tu parte que no van a dar los resultados que esperas.

Cuando inicia una relación, el hombre mostrará lo mejor de sí mismo, pero una vez que tenga suficiente confianza, comenzará a ejercer control. Es el momento de identificarlo, plantearle como deben ser las cosas y si no acata, bye. Libertad para ambos, así de sencillo.

Las mujeres se preguntarán cómo deben enfrentarlos, primero deben confrontarlos, así sabrán en qué nivel de obsesión se ubican. Hazlo de esta manera y verás resultados.

CUANDO PREGUNTE ¿DÓNDE ESTÁS?

No tienes que contestar a todas sus llamadas, si ya lo haces estás frita, comienza a no hacerlo. Si te preocupa que se moleste da tiempo para que el coraje baje, recuerda que no está preocupado por tí, está preocupado porque estás fuera de su control absoluto y le preocupa lo que puedas hacer si te sientes con libertad. No creas que está llorando porque algo te pudo haber pasado.

CUANDO PREGUNTE ¿QUIÉN ES ÉL?

Reacciona en el mismo tono que él, no puedes llevar una biografía de cada hombre que conoces en la vida para contestarle esa pregunta. Si él comienza a tenerte desconfianza porque no quieres decir de quien se trata, que investigue y punto. Tu no eres reportera de nadie y resolverle una duda sólo hará que él tenga más. Piensa en ese compañero nuevo, o conocido a quien puedes meter en un lío si su nombre se sigue colando en tus conversaciones con tu pareja.

Recuerda al genio de la lámpara: ‘Si lo mencionas tres veces se aparece’.

CUANDO HAGA RUTINAS PARA TÍ

No acates todo lo que él planee de buen modo, busca una forma de escape cuando te sientas encerrada, te recomiendo mucho que salgas a correr y te vayas sin el celular, de preferencia con una amiga para que no estés sola. La mejor manera de contrarrestar sus planes es tener los tuyos.

No te preocupes si no coinciden, nadie nunca se ha muerto por cenar a solas.

TU TELÉFONO NO ES SUYO

No aceptes que te compre un teléfono, no es un detallazo, es la manera de no sentirse fatal por querer controlarte, ‘te compensa con un regalo’. Simplemente no lo aceptes, las mujeres inteligentes se sienten incómodas con los regalos materiales porque es muy raro que un hombre de algo sin esperar nada a cambio.

No hay de esos hombres olvídate, por lo menos no en este continente. No quiero decir que debes rechazar todo lo que te de, simplemente rechaza todo aquello que sea un arma potencial de control: teléfono, auto, casa y oferta de trabajo.

CRÍTICAS

Cuando sepa que no puede ejercer control total sobre tí, comenzará a despreciar tu modo de pensar, criticará negativamente la manera en que manejas, como te vistes, con qué personas te juntas, cómo es tu familia y la crianza que te han dado, la educación que recibiste y tu ideología poco tradicional de lo que es un matrimonio. Te dirá que eso no funciona y tratará de convencerte de que cambies de opinión. Tu única salida a eso es: ‘Si tan mal estoy deberías dejarme’.

No tengas miedo de plantearlo, es la manera más elegante de salir de un montón de problemas que te esperan con un hombre así.

CUIDA TUS PALABRAS

Con alguien de confianza no debes cuidar tus palabras, los controladores tienen hasta una manera ‘adecuada’ de hablar para tí, pero te tengo una noticia, nadie puede cambiar su manera de hablar, ni cuidarse por tanto tiempo de no cometer imprudencias. Si te ves a tí misma obligada a callar cada vez que él te acusa o reclama por algo, la manera de ponerlo en jaque es abandonar el control. Levanta la voz, reclama y apuntale con el dedo directo en la nariz, es momento de que él también dude de cómo vas a reaccionar y lo piense dos veces.

No importa lo que digas, o si tienes razón o no, simplemente verá que no eres alguien que se queda impasible cuando tratan de pisotearte.

Otra cosa, no temas desatar algo de agresión en él, es mejor darse cuenta pronto de esas cosas. Con ello no estás provocando nada, te estás defendiendo y son cosas muy diferentes.

DEMASIADAS ATENCIONES

Es común y hasta halagador pensar que un hombre que se preocupa por cada detalle de nuestra vida está bastante interesado en nosotras, no es así, está buscando más tela de donde cortar.

Cuando te pregunte ¿Cómo te ha ido?, ¿Qué has hecho?, ¿Dónde has estado?, ¿Con quién?, no creas que te está poniendo demasiada atención, son preguntas que hace en automático, no le importa tanto lo que respondas, sólo quiere que hables.

Ante tanta pregunta sorry, ¿Es un interrogatorio o qué?… ¿Porqué tantas preguntas?. Cuestionate siempre qué hay detrás de las atenciones, no veas lo superficial.

 

¿Es posible tener una buena relación con un hombre controlador?

TE INTERESA:

LA NAVAJEÓ POR MANDAR MENSAJES AL QUE LE GUSTABA

 

LOS DESLICES DE BARACK OBAMA, CELOS EN TRES, DOS, UNO...

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios