Enamorados

Ellos tienen 75 años juntos, este es su secreto

Eulogio de 100 años y Martina de 95, tienen 75 años de matrimonio y se siguen amando como el primer día

Nadxiely Niño Chávez
Por Nadxiely Niño Chávez
  • Eulogio y Martina. Fuente:

    Eulogio y Martina. Fuente:

Quien se atreva a decir que el amor tiene fecha de caducidad, tiene que conocer la historia de esta hermosa pareja.

 

 

Eulogio Martínez Navarro, cuenta con 100 años. Apoyado en su bastón no deja de ser un 'tipo atractivo', o por lo menos eso piensa su esposa.

Lee: A LOS 106 AÑOS SE ENAMORA A PRIMERA VISTA ¡Y SE CASA!

Martina Abian Cebollas de 95, quien al igual que su esposo, viste elegantemente una chaqueta azu, camiseta beige y un collar de perlas.

El orgulloso esposo no duda en presumir la personalidad de su amada.

Esa es mi chica

Este año es especial para la pareja, ya que cumplen 75 años de casados.

 

 

Unieron sus vidas un 26 de noviembre de 1942, y desde entonces no se han separado ni un solo momento.

Verlos juntos, es constatar que para ellos, el tiempo no ha pasado, o por lo menos no ha afectado el amor y la complicidad que vive en ambos.

Lee: AMOR VERDADERO: CUIDÓ A SU ESPOSA 56 AÑOS

Contrario a lo que los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), arrojaron, este matrimonio de mantiene estable.

En 2015 se produjeron en España más de 100 000 separaciones, divorcios y nulidades de matrimonios.

La unión de esta pareja, no solo sorprende por la duración, sino por el amor que parece no extinguirse.

 

 

Por eso, la pregunta obligada, tanto para los que no creen como para los que reniegan del matrimonio, fue:

¿Cómo es posible tener el mismo compañero, y más importante aún, seguir amándolo durante 75 años?.

Mientras se miran a los ojos con ternura, la pareja revela el secreto de su unión:

Paciencia. Y sobre todo quererse mucho. Parece fácil, ¿no?

Para ellos no es difícil. Martina, parece no comprender lo contrario.

¿Por qué ahora la gente solo llega a los tres meses, o a los dos años?. Siempre discute, cómo no, y más estando tanto tiempo juntos, pero hay que tener paciencia.

 

Eulogio es originario de Taravilla, Guadalajara y Martina, de Baños de Tajo, en la misma provincia.

 

Nos conocemos desde pequeños, nuestros pueblos estaban muy cerquita, vivíamos a unos tres kilómetros de distancia.

 

Yo iba a Baños a la carnicería o a comprar leche y Martina también venía a Taravilla.

 

Cuando surgió el amor, ya fue otra cosa, yo iba para verla.

Cuando ella cumplió 18 y él 23, iniciaron un noviazgo. Mismo que Eulogio recuerda con melancolía.

 

El pedí que tuviéramos una relación y me di cuenta que ella lo estaba deseando.

 

Con una sonrisa picara en su rostro, Martina narra cómo fue para ella esa experiencia.

 

Sí es cierto, a mí me gustaba mucho, era muy guapo, muy formal, me encantaba, ¡tiene cien años y mira como está!.

 

Teniendo como testigo a su hijo Santos, Eulogio reconoce que se enamoró perdidamente de su esposa.

Es un poco pequeñita, pero me gusta toda, de arriba a abajo

Una vez que los padres de Martina, le dieron el visto bueno a la relación, Eulogio empezó a viajar con frecuencia a Baños.

Así lo comenta Martina.

Me contestaron inmediatamente que si, sabían que donde echaba el ojo no me equivocaba.

Después de un año de noviazgo, se casaron.

Fue un día muy grande, como para todos los novios que se casan enamorados, no como ahora, que se casan solo para cambiar de pareja.

Durante su etapa de noviazgo, Eulogio trabajaba en el campo y Martina hacía pan y todo lo que podía para sacar adelante a su familia, ya que su madre estaba enferma.

Aún así, se daban tiempo para asistir a bailes.

 

 

La vida del matrimonio cambió, cuando Eulogio ingresó en la Guardia Civil.

Ingresé en la guardia pelado, pero luego ascendí, hasta que una vez jubilado me nombraron teniente honorífico.

A partir de ese momento, empezaron a viajar constantemente, ya que cada ascenso significaba un cambio de residencia.

Fue entonces, cuando el matrimonio fue bendecido con su primer hijo.

El primero de siete. Hoy cuentan con más de 16 nietos y 19 bisnietos.

Martina, dice que todo el tiempo estuvo a su lado.

Lo acompañé a todas partes. El mundo de ahora no es mundo, es un estropajo, la gente no se aguanta una, a la primera se acaba.

Juntos, recorrieron media España.

Lee: ELLA RECIBIÓ 65 PROPUESTAS DE MATRIMONIO, NUNCA SE CASÓ

Vivíamos en los cuarteles y cuando no había, en casa particulares.

No tuvimos etapas de más o menos acercamiento, de mayor o menor intensidad, cuando discutíamos, al otro día ya estábamos contentos.

A pesar de que pasaron por problemas económicos, estos no tuvieron la fuerza para hacer que el amor que se tenían se pusiera en riesgo.

 

 

Ahora, ambos aseguran que no pueden vivir el uno sin el otro. De hecho, dicen que no conciben su vida, si no es al lado del otro.

No podemos estar el uno sin el otro. Yo muero con él.

El matrimonio asegura que el amor para siempre si existe. Y que ellos son el claro ejemplo de eso. Sigue leyendo:

 

 

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios