Enamorados

Posiciones para dormir con tu bebé de semanas

Todo aquel que haya tenido bebés no me dejará mentir que no se puede dormir muy bien mientras ellos están pequeñitos

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Padre con su hijo dormido encima. Fuente: dormirsinllorar.blogspsot.com

    Padre con su hijo dormido encima. Fuente: dormirsinllorar.blogspsot.com

Los hijos son una bendición a partir de que pueden dormir sin que uno esté en vela toda la noche, es normal que cuando tenemos un bebé en casa se modifiquen nuestros hábitos de sueño principalmente por la preocupación de que no les vaya a pasar nada, pero cuando ya ha pasado un mes sin que peguemos el ojo durante ocho horas corridas, de verdad que es una pesadilla. Vale la pena pero nos llega a desesperar al grado de jalarnos los cabellos.

Todo aquel que haya tenido uno o más hijos ha dormido en las siguientes posiciones del Kamasutra para padres con hijos pequeños:

FUERTE DE ALMOHADAS

Las colocamos estratégicamente para que el bebé no se vaya a mover de su lugar pero amanecen en el suelo, y probablemente el bebé y los padres también. Realmente no sirven de nada si uno está dormido, pero nos dan sensación de tranquilidad. 

RIESGO BIOLÓGICO

Cuando el bebé hizo sus gracias a media noche cuando uno está prácticamente babeando y ‘piedra, papel o tijeras’ no funcionó para decidir quien de los dos lo cambia. 

EL ACOSADOR

Es cuando cantamos una canción de cuna y el que se duerme es el cónyuge o nosotros mismos, el bebé termina velandonos el sueño y créanme, nos observa, cuando estamos más relajados decide aventarse de la cama o soltar el llanto.

EL ZOOLÓGICO

Es cuando las mascotas están un poco celosa de la llegada del bebé y aprovechan la noche para meterse a la cama donde toda la familia está durmiendo muy calientita. De pronto todos le dan besitos a la mascotas y los apapachan. 

EL CHATARRERO

Es cuando en contra de toda posibilidad puedes dormirte sobre un juguete, sobre un biberón, toallitas húmedas, pañales sucios, pelotas y frascos de Gerber porque de plano estás muy cansado para despertar y limpiar el desorden.

LA H

Es cuando el bebé reclama su espacio y coloca pies y manos entre ustedes para que no lo vayan a invadir, también cuando el bebé se da cuenta de sus sucias intenciones y decide que al único al que hay que apapachar es a él, desde ahora y para siempre. 

LA BUFANDA

El padre comieza haciendo un juego con el bebé y es lógico que el pequeño quiera dormirse encima, esto le da oportunidad a la mamá de dormir a sus anchas en el otro extremo de la cama (justicia divina), pero el padre puede amanecer muerto por asfixia, porque el cuerpecito del bebé se acomoda bastante bien en su cuello.

EL BEBÉ SUPREMO

Acapara todo el espacio que quiere y los padres con tal de no aplastarlo se relegan cada uno a un extremo de la cama, se ponen en posición fetal y amanecen entumecidos. La supremacía del bebé puede verse en los ojos cansados de los padres. 

LA CASA DEL PERRO

Es cuando el bebé ha logrado ser tan invasivo, que el padre tiene que irse a dormir al sillón más cercano o a falta de este, sentado en el retrete porque es el único lugar del que no lo pueden sacar a altas horas de la noche.

Con información de www.diaadia.com.ar

¿Tienes hijos?


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios