Enamorados

¿Sabes qué es el amor?

Sí hay un cuestionamiento que se han hecho a lo largo de toda la existencia pensadores, poetas, escritores y demás mortales, es el significado del amor. 

María José Escamilla Benítez
Por María José Escamilla Benítez
  • Fuente: www.gentebien.com.mx

    Fuente: www.gentebien.com.mx

Sí hay algo que nos da vueltas de la cabeza en distintas etapas de nuestra vida y en muchas ocasiones, es el significado del amor, las interrogantes sobre si somos amados, o sobre si amamos a quien verdaderamente merece nuestro amor, etc.

Hay una definición maravillosa de amor, que ha hecho el reconocido psicodramaturgo, terapeuta gestáltico y escritor argentino Jorge Bucay, que sería imposible dejar de compartir antes de concluir el año, entre otras que resultarán bastante interesantes.

Del filme: Eterno resplandor de una mente sin recuerdos. Fuente: www.fotolog.com

“Cualquier idiota tiene una definición de amor, y yo no soy menos idiota que nadie” dijo el escritor al compartir su definición: “El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es, es la decisión de luchar por la libertad del otro para que esa persona decida -inclusive- algo que a mi no me conviene”.

Del filme:  Orgullo y Prejuicio.  Fuente: r0mii.wordpress.com

Joseph Zinker hace una definición muy interesante de amor en su libro El proceso Creativo en Terapia Gestáltica: “El amor es la alegría que me da la sola existencia de la persona amada”, no habla de sexualidad, no habla de encuentro, se refiere únicamente a regocijo de la existencia de la persona querida, los que tengan nietos entenderán fácilmente esta definición.

Del filme: Titanic. Fuente: www.infobae.com

“Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección” definió Antoine de Saint-Exupéry autor de El Principito. 

Del filme: Eterno resplandor de una mente sin recuerdos. Fuente: www.mmug-ar.com.ar

Pasando al tema del enamoramiento, que debemos aclarar, no es lo mismo que el amor, tenemos una definición, que desde mi punto de vista es bastante cercana a lo que se vive durante esos pasionales días.

El escritor costarricense Juan Carlos Benítez describe la felicidad de estar enamorado en un este maravilloso texto: “Cuando estaba enamorado, había mariposas por todas partes, la voluptuosidad de la pasión me carcomía la cabeza. Durante todo ese tiempo no escribí, no trabajé, no me encontré con los amigos. Vivía pendiente de los movimientos o de la quietud de mi amada; consumía montañas de cigarrillos y toneladas de vitaminas, me afeitaba dos y hasta tres veces por día; hacía dietas, caminatas. Me perseguía hasta la certeza la paranoia del engaño, pensaba todo el tiempo en besarla, en mirarla, en acariciarla. Durante semanas gasté demasiado dinero, demasiada esperanza, demasiada crema para el sol, demasiada esperma y demasiado perfume. Escuchaba demasiada música clásica, utilizaba demasiado tiempo, consumí toda mi tolerancia y agoté hasta la última de mis lágrimas. Por eso siempre digo recordando esos momentos: Nunca he sufrido tanto como cuando era feliz.”

¿Has estado enamorado(a)?
Del filme: Postdata: Te amo. Fuente: decine21.com

El estado ideal de una pareja no es el de aquellos primeros meses en que estaban enamorados, sino el de todo el tiempo en que se aman en el sentido cotidiano, verdadero.

Hay que entender que si bien la pasión de estar enamorado es maravillosa, en realidad amar no es menos maravilloso. Amar es fantástico, aunque es verdad que no tiene la intensidad de las pasiones, seguro que no, sí tiene una profundidad de la que el estar enamorado adolece.

Del filme: Closers Fuente: www.nytimes.com

Aquí una narración de la autoría de Gema Pérez Fernández, que concluye con mi definición favorita de amor: 
Un hombre de cierta edad vino a la clínica donde trabajo, para curarse una herida en la mano. Tenía bastante prisa y mientras lo atendía le pregunté sobre el motivo de su urgencia. 
Me aclaró que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí. Llevaba algún tiempo en ese lugar y sufría de la enfermedad de Alzheimer.
Mientras terminaba de vendar la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.
 - No, me dijo, ella ya no sabe quién soy. Hace ya casi cinco años que no me reconoce.
 - Entonces, le pregunté extrañada, ¿y si ella ya no sabe quién es usted, por qué esa necesidad ir todas las mañanas y de llegar tan puntual?
 - Me sonrió, y dándome una palmadita en la mano, me dijo: “Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella”.
Tuve que contener las lágrimas, y mientras salía pensé: esa es la clase de amor que quiero para mi vida. 
“El verdadero amor no se reduce a lo físico o romántico, el verdadero amor, es la aceptación de todo lo que el otro verdaderamente es, de lo que ha sido, de lo que será, y de lo que ya nunca podrá ser”.  

¿Has amado verdaderamente?

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios