Enamorados

¡Se acabó la fiesta!: Depresión post boda

 

Hay ciertas emociones y sentimientos negativos que experimentan las recién casadas cuando la fiesta se acaba y empieza su vida marital

 

 

Nadxiely Niño Chávez
Por Nadxiely Niño Chávez
  • Novia triste. Fuente:

    Novia triste. Fuente:

Casarse es el sueño de toda mujer, algo que han planeado durante toda su vida, algo a lo que le invierte tiempo, energía, dinero y sobre todo mucha, pero mucha dedicación para que todo salga perfecto, y se convierta en el mejor día de su vida.

 

Sin embargo, ya que todo pasa y aunque el resultado haya sido el esperado, las recién casadas suelen experimentar un sentimiento de desencanto y tristeza. Aunque es normal sentirse un poco 'tristes' y desubicadas en algunas ocasiones la situación puede tener otro trasfondo más serio.

 

Si bien no existe un diagnostico clínico formal, la depresión post boda es más común de lo que piensas, y ya por el simple hecho de que parece que no hay muchos casos o no se le da mucha importancia, no se trata. 


Por lo general, esta condición puede presentarse desde el día posterior a la boda, hasta los siguientes seis meses, si después de este tiempo los síntomas permanecen, es necesario que se visite a un especialista, ya que el problema es más serio. Algunas de las siguientes situaciones pueden ocasionarla:

EGO

Si, aunque algunas novias no quieran reconocerlo extrañan la atención que se les dio durante el proceso de planeación para el evento. Durante meses la futura esposa fue el centro de atención, el mundo giraba alrededor de ella y los preparativos para el enlace, y que decir de la boda, donde era la protagonista. Pasado el enlace todo vuelve a la normalidad, ya no es la novedad, lo cual ocasiona que se deprima.

 

NUEVA VIDA

El proyecto que se planeó durante meses y a veces años, ya se terminó y ahora lo que sigue es una nueva vida, muy diferente a la que se tenía cuando era soltera. 
 

SEÑORA

 

Mientras disfrutaba de la luna de miel todo era más que perfecto, pero finalizado todo se regresa a la realidad, a lo que de ahora en adelante será su vida. Muchas mujeres regresan al trabajo, tienen que pagar gastos que no tenían cuando vivian con sus padres. En pocas palabras les agobia tomar las riendas de un hogar, asumir nuevas responsabilidades.

 

COMPARTIR

 

Esta es una de las cosas más difíciles por las que puede pasar una persona que dejó la soltería y peor aún vivirá con otra persona. Si la chica vivía con sus padres o sola, el tener ahora que compartir todo con otra persona puede resultarle desagradable. El saber que deben de considerar a su esposo a la hora de hacer planes, programar actividades y hasta consultarle a la hora de hacer la lista del mercado se le dificulta, ya que debe de satisfacer no solo sus gustos, sino los de la pareja.


Cambiar tan radicalmente de vida no es fácil, pero con la ayuda de la pareja, amigos y familia, la recién casada puede superar toda situación desagradable. Es recomendable que haya una excelente comunicación de pareja y  saber identificar entre tristeza y depresión.


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios