HOT

5 Razones por las que él se va a dormir al sillón

Las mujeres pensamos que somos 'buenas en la cama' pero, siendo objetivas, esa pregunta se la tendrían que hacer a ellos y quizá estamos en un error

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Mujer en la cama.

    Mujer en la cama.

Es algo que damos por hecho: la mujer hace todo bien en la cama, y el hombre siempre quiere sexo. Sin negar que existen muchas diferencias en nuestras formas de pensar, hay un mito que nos hace a las mujeres conformarnos con lo que somos para los hombres, sentarnos a esperar a que quiera acción, porque es seguro que la querrá, y mientras tanto, pintarnos las uñas.

Digo que es un mito porque un hombre difícilmente nos dirá "Eres mala en la cama", de manera que vivimos engañadas. De la misma manera, los hombres no siempre quieren relaciones, a veces prefieren dormirse en el sillón antes que acostarse con una mujer aburrida porque es más fácil levantarse de la cama, que entrar en la plática en la que no saben cómo pedirnos algo más con palabras porque ya lo han hecho con acciones y simplemente, no captamos.

Estas son las razones por las que él se va a dormir al sillón, en vez de quedarse en tu cama. Échale ganas amiga.

TE DA PENA

Te apena hacerlo con la luz prendida, te apena hacerlo con la luz tenue, te apena hacerlo en cierta posición, te apena que te vea el trasero, te apena que te vea sin maquillaje, bueno, ni María Magdalena sintió tanta pena en la vida. Si vas a estar con un hombre, hay que estar completa, deja la pena para cuando te quieras comer toda una hamburguesa con todo y papas.

SILENCIO TOTAL

Si él se quedara callado pensaría que te fuiste en algún momento y seguro comenzaría a buscarte y a preocuparse, que no te extrañe escuchar a los grillos, una mujer silenciosa no es nada sensual, porque no le das retroalimentación positiva a él, más bien le estás indicando que no te gusta nada lo que está pasando. Ojo, tampoco exageres, no es como que te vas a poner a gritar como 'Gorilas en la niebla'.

INCOMUNICACIÓN

Tú vas a lo que vas, a la acción y te retiras, pero ni antes ni después de ello hay una charla sobre el asunto sexual, que te gusta, que no te gusta, que te gustaría probar, que no te gustaría volver a intentar, cómo está tu líbido y tu proceso hormonal, cuando ha sido divertido, cuando aburrido, cuando ha sido maratónico, bueno tantas cosas que hay que hablar. Si no te interesas en hablar a profundidad de este tema con tu pareja, despídete de la buena vida sexual.

MIEDO A LO DESCONOCIDO

Nada se puede aprender si no es a través de la experiencia, de otra manera bastaría con leer todos los artículos, libros, revistas especializadas y estudios sobre sexualidad humana para ser sexualmente feliz y deseable, pero las cosas no son así, cada persona quiere tener su propia idea de algo y la manera de saberlo es haciéndolo. Si temes a experimentar cosas nuevas realmente no te va a considerar buena.

QUIETA COMO UN MUERTO

A los hombres les gusta improvisar y en muchas ocasiones que seas tú quien propone, marca, ordena y demanda, de manera que si sólo te tiendes para recibir, y cuando es tu turno de 'trabajar' no le echas ganas, seguramente se aburre. Piensa en esto, si él quisiera estar con alguien quieto buscaría una muñeca, o bien, te propondría hacer bondage.

TE INTERESA:

Escena de la película Nymphomaniac
9 PELÍCULAS CON ESCENAS DE SEXO REAL

 

 

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios