HOT

Posturas para sensibilizar la vagina

Si se te dificulta sentir placer con tu vagina y la tienes un poco apagada, con este instructivo activarás todas sus zonas de placer. 

María José Escamilla Benítez
Por María José Escamilla Benítez
  • Posturas sexuales

    Posturas sexuales

La vagina necesita ir despertando poco a poco su sensibilidad y sobre todo nuestro clítoris, que como ya he mencionado es el responsable de lanzarnos hacia el orgasmo.

 

 

Así que empecemos, te explico:

Cuando estén en el faje, todo este rollo de los besos y las caricias, los preliminares antes del acto sexual, tú, hombre te vas a sentar en la cama con la cadera un poquito hacia atrás.

 

 
 

En el espacio adelante de tu cadera le pedirás a ella que se siente, puede traer todavía ropa interior no importa. Entonces comenzarás a recorrer con tus manos toda su entrepierna.

Iniciarás desde las rodillas hacia arriba y justo cuando vayas a llegar a los genitales, te detienes, te regresas en un roce y vuelves a hacer lo mismo. 

 

 

Esto servirá porque hay terminales nerviosas conectadas reflexiológicamente entre en clítoris y la entrepierna. Así que serán señales de despertar para el clítoris.

*Quizá quieras leer: GUÍA PASO A PASO PARA LOGRAR LA EYACULACIÓN FEMENINA

Siguiente paso:

Aquí ya estamos en la parte de la penetración, hubo mucho beso, caricias y de todo, que permitió que la vagina estuviera lista para ser penetrada.

Ahora vamos a checar todas las sensibilidades distintas que hay en la vagina, eso se tiene que descubrir con el pene dentro de ella.

 

 

Tú mujer, pídele a él que se siente en la cama con la espalda recargada en la cabecera o en la pared y montate en él.

Vas a permitir que te penetre lo más profundo que puedas, muy bien lubricada, si no te sientes lo suficientemente lubricada utiliza lubricante a base de agua.

Es importante que te sientas muy cómoda porque su pene va a viajar por todas las paredes vaginales y tu vas a checar cuáles zonas son más sensibles en ti. 

Ya estás penetrada, lista, ahora sosteniéndote de los brazos de él, vas a ir dejando caer poco a poco tu espalda hacia sus rodillas. 

 

 

*También te podría interesar: ASÍ TIENES UN ORGASMO SIN TOCAR TUS GENITALES

Vas a colocar tus talones sobre sus hombros, tomense de las manos y a través del movimiento de tirar de sus manos irán checando distintas profundidades y ritmos.

¿Qué te funciona más?, ¿cómo te gusta más?, ¿qué sientes mejor? 

Y cuando sientas total libertad pélvica, ya que lleves ahí un buen rato, mueve tu cadera en diferentes formas, a cada lado como columpio, en ochos hacia los lados, hacia adelante o hacia atrás.

 

 

Así podrás experimentar con todas las diferentes zonas de tu vagina y reconocer cuál es la más sensible.

*Quizá te interese: CÓMO SER UN TIGRE EN LA CAMA TOMANDO AGUA

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios