LGBT

Tu conducta homofóbica revela tus deseos reprimidos

La psicología revela detalles interesantes sobre las actitudes homofóbicas y la personalidad de quienes se dicen adversos a la homosexualidad

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Felipe y Marlon, dos activistas LGBT.

    Felipe y Marlon, dos activistas LGBT.

Siempre hemos creído o sentido algo raro cuando ocurre una situación homofóbica, por un lado, hace apenas algunos años atrás, cuando miles de millones de personas aún no salían del clóset, era una cuestión tabú, quien lo manifestaba estaba en la mira de ser gay y esto obligaba a ser homofóbico de clóset.

Con la revolución sexual, estas expresiones del amor diferentes a la heterosexualidad han venido a cambiar la manera en la que vemos las cosas, los esfuerzos por ser visibles con normalidad rindieron su fruto y resultado de ello, ahora todos somos gay o gayfriendly, lo que quiero decir es que ya hay una aceptación más o menos unánime del amor en todas sus expresiones.

Sin embargo, la homofobia sigue existiendo, o como diría Morgan Freeman en una frase que me encanta por la libertad con la que lo expresa:

Odio la palabra 'homofobia'. No es una fobia. Usted no tiene miedo, usted es un imbécil". M.F.

La homofobia, según varios estudios de la Psicología, revela sentimientos transexuales, transgénero o transformistas de la persona. Esto lo llegó a descubrir también Freud, quien lo explicó con la formación reactiva, la cual indica que las personas desarrollamos un comportamiento, una actitud o un hábito que marcha en la dirección opuesta a la de un deseo reprimido.

El comportamiento homofóbico constituye una reacción contra la expresión de su deseo para protegerse de él, al igual que un mecanismo de defensa.

Hablando un poquito más a fondo de este tema, lo consulté con una compañera que es psicóloga y me gustó mucho su interpretación respecto a esto, ya que me sentía algo extraña escribiendo algo que no podía explicar con mis propias palabras. Lo que ella dice es que no necesariamente tienes sentimientos trans, sino que existe cierta 'envidia' a la libertad del otro. O te proyectas con las cosas que a tí te gustaría hacer.

Estas son algunas frases o maneras de pensar en las que se muestra un poco de homofobia aunque sea disfrazada. Podríamos estarlas diciendo sin querer.

Eres una pasiva.

Cuando tenemos un amigo o amiga gay nos puede dar picazón etiquetar o definir qué tipo de gay es, como no sabemos mucho del tema, suponemos que en una pareja gay cada miembro se comportará como si fuera una pareja tradicional de hombre y mujer, la verdad es que ni en las mismas relaciones heterosexuales los roles de género están bien delimitados, así que para qué tratar de delimitar las cosas, ni siquiera es de nuestra incumbencia.

Casi no hay activos.

Tendemos a desprestigiar todo aquello que nos resulta femenino, y exaltamos lo masculino, no existe algo así como una estadística precisa de activos y pasivos, las parejas gay se desenvuelven tan naturalmente como el resto de personas.

Si me gustaran las mujeres, andaría con una mujer.

Este es un estereotipo muy usado en la misma comunidad LGBT, en la que tienden a preferir a los hombres hipermasculinizados o Bear Gay, por encima de aquellos que tienen actitudes o una imagen feminizada, incluso hay rechazo. Ni se diga en el mundo hetero, es como si creyeramos: 'tienes derecho a ser gay pero que no se te note para que nadie se incomode'.

La verdad es que no hay completa libertad sin expresión de lo que uno es, lo que siente y lo que quiere.

No voy a marchas porque ahí sólo van los exhibicionistas. 

Es verdad que buscan estos espacios y se debe a la falta de atención que han tenido siempre, a la invisibilidad con que las sociedades de todo el mundo los han querido tratar desde hace siglos, pero esto poco a poco se va normalizando ya que los gobiernos ya son más incluyentes y se les da más atención que antes.

TE INTERESA:

ADOPCIÓN GAY, ¿ACIERTO O ERROR?

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios