Quiz

7 Signos de que el matrimonio no es para tí

Se cree que los casados viven más felices, con más salud y bienestar, pero sin duda hay personas que no están hechas para casarse

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • No estás hecho para casarte.

    No estás hecho para casarte.

Desde una edad temprana ya sabemos un poco de lo que queremos cuando seamos adultos, en el amor no hay excepción, a menudo imaginamos cómo será nuestra vida amorosa, cuales son nuestros ideales, qué es lo que queremos y probablemente el matrimonio no sea algo de ello.

 

¿Te gustaría casarte?

 

Casarse ahora no es lo mismo que antes, hay más apertura para la formación de otro tipo de vínculos pero que sin duda pueden ser como un matrimonio, aunque no esté escrito en un papel. Descubre si tú estás hecho o hecha para pasar el resto de tu vida con una persona con estos sencillos cuestionamientos, porque no es lo mismo querer casarse que estar hecho para ello.

NO PUEDES CONTESTAR CUANDO TE PREGUNTAS SI QUIERES CASARTE 

Podrías ya haberte identificado como una persona no apta para el matrimonio, aunque sencillamente tú si lo desees. Si al cuestionarte esto tienes dudas, es una señal de que no es para tí el matrimonio. Pero no te preocupes, es normal tener dudas, especialmente cuando se acerca el día de la boda, lo que no es normal es que estés en duda todo el tiempo. 

 

VALORAS DEMASIADO TU INDEPENDENCIA

No hay nada de malo en querer ser independiente, pero cuando estás casado eso simplemente no puede ser todo el tiempo, ya que todo lo que tú hagas o dejes de hacer le va a afectar al otro sin lugar a dudas. Si tu independencia es lo que más valoras, posiblemente nunca puedas hacerla a un lado para vivir en constantes acuerdos.

HAS DESARROLLADO TEMOR AL COMPROMISO

Los compromisos son buenos, nos ayudan a mejorar muchas cosas de nuestra persona, pero hay algunos para los que no estamos listos, y casarse es uno de los compromisos más grandes de nuestra vida. Es simplemente saber que vas a estar presente en la vida de esa persona por mucho tiempo, quizá hasta que muera, de manera que si eso te repele, no debes casarte.

 

NO TIENES ESTABILIDAD ECONÓMICA

Seas hombre o seas mujer, no tener una estabilidad económica te hace una persona no apta para estar en matrimonio, ya que con él adquieres responsabilidades y compromisos que no puedes romper, que son inherentes al amor que puedas sentir por la persona y que si llegas a fallar, ten por seguro que el amor se irá por la ventana a menos que la relación sea muy fuerte. La falta de estabilidad económica en un matrimonio pone las cosas en perspectiva, saca a flote lo peor de las personas y hace que se reclamen las cosas más injustas.

BUSCAS A MÁS PERSONAS

Si tienes una tendencia a ir en busca de más personas con las que puedas relacionarte, ya sea afectiva o sexualmente, quiere decir que no estás listo para la monogamia ni para el matrimonio, que se supone que sea eso. Es momento de que te des cuenta de que no es quien esté a tu lado, puede ser tu incapacidad para valorar a las personas lo que te lleve a estar siempre en busca de más.

Solamente aclara tu cabeza y tu corazón porque no te gustaría que te hicieran lo mismo a tí, si no te importan las otras personas, entonces no es para tí el matrimonio.

NO TE AGRADAN LOS NIÑOS

Hay personas que no están dispuestas a sacrificar su tiempo, ni su energía con los niños, porque simplemente no les agradan, no es que les desagraden, simplemente no tienen esa carga paternal o maternal de sentir ternura por ellos, y en vez de eso, sienten incomodidad si gritan, saltan, juegan, o hacen travesuras. 

Hay personas que se desesperan muy fácilmente en presencia de los niños y esto es una mala señal para el matrimonio, porque hoy en día, aunque existen, son muy pocas las personas que desean casarse para no tener bebés.

TU TRABAJO ES EL CENTRO DE TU VIDA

Si tu trabajo es lo más importante para tí, tener familia y un cónyuge será algo para lo que no vas a estar capacitado, ya que te pedirán constantemente ser precisamente ese centro de tu universo, tal cual debe ser. Es posible que tu carrera y trabajo sean lo más importante, y que te cases, pero tarde o temprano te darás cuenta de que no será un buen matrimonio.

Mientras la familia no sea el centro de tu vida, no estás listo para casarte. A menos que tu cónyuge piense exactamente igual que tú al respecto.

 

Después de leer esto, ¿Sientes que estás hecho para casarte?

 

TE INTERESA:

10 SEÑALES DE QUE SE ACERCA UN DIVORCIO

 

 

Sexo en el matrimonio. Fuente: www.canadial.com
¿PORQUÉ EL SEXO ES TAN IMPORTANTE PARA TU ESPOSO?


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios