Quiz

¡Descubre si eres un amo o esclavo sexual!

Según un sexólogo mexicano todos tenemos una tendencia a jugar roles de poder cuando hacemos el amor

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • BDSM. Fuente: elpalaciodelbdsm.com

    BDSM. Fuente: elpalaciodelbdsm.com

¿Te has preguntado alguna vez si el mundo del BDSM te gusta?, a lo mejor ya te has imaginado en una escena erótica siendo sometido o sometiendo a tu pareja, pues más o menos se trata de esto, según Juan Antonio Rodríguez Higuera, sexólogo de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual y miembro de la Fundación México Vivo, todos tenemos una personalidad dominante o sumisa en la cama, aunque no practiquemos el BDSM.

Fotos de PornHub.

En general, el sexólogo explicó que los hombres tienen una tendencia a ser sádicos, mientras que las mujeres se inclinan a ser masoquistas, en pocas palabras, a los hombres les gusta castigar y a las mujeres sufrir por así decirlo.

Sin embargo hay veces en que se invierten estos roles, mujeres dominantes que les gusta azotar a sus parejas, y hombres a los que les gusta recibir cierto dolor durante las relaciones sexuales. 

El sadomasoquismo no es más que la erotización del poder y el sometimiento, puede ser bastante interesante mientras la pareja lo tome como un juego de roles en el que la palabra clave es el ‘juego’. Según el experto, la mayoría de personas esconden estos rasgos de su personalidad sexual por considerarlos algo ‘malo’ o ‘negativo’, ¿cómo es que mi pareja me va a azotar mientras lo hacemos?, o ¿porqué me gustará aplicar castigos físicos a mi pareja?. No es más que la incomprensión del término ‘sadomasoquismo’, que no sirve para dañar sino para divertirse.

Hay parejas que practican el sadomasoquismo por curiosidad, o en ocasiones especiales, también hay quienes sólo obtienen un estímulo sexual cuando están dentro de los roles, a quienes se les llama ‘sadomasoquistas verdaderos’.

Es importante tener cuidado con esta práctica porque como todos los vicios, se puede volver en tu contra, se han dado casos en que el BDSM se vuelve patológico y los castigos y el dolor se van volviendo insuperables, incluso adquiere tintes criminales.

Para hacer una práctica segura del ‘sadomaso’ debemos tomar en cuenta que mientras no se violente la voluntad de uno de los involucrados, no estamos cometiendo un delito, pero siempre será bueno hacer las cosas por escrito, o llegar a un acuerdo en el que ambos salgan beneficiados.

Para que todo sea bien ley, En Pareja te hace las siguentes recomendaciones, ¡no te pierdas la oportunidad de disfrutar a otro nivel a tu pareja con el BDSM!.

No lo hagas porque está de moda o porque tu pareja te insiste, recuerda que se trata de disfrutar más y de sufrir menos, hagan segura cualquier práctica que se les ocurra, no pongan en peligro la integridad de nadie, debe ser un juego tolerable por ambas partes, lleguen a un acuerdo por escrito antes de cualquier cosa, fijen reglas básicas para poder comunicarse asertivamente cuando estén en el meollo del asunto, cualquier persona tiene el poder de frenar o postergar una acción si no se siente segura de hacerlo, ambos deben tener bien claras las señales que indican sí y no, MUY IMPORTANTE: NO LO HAGAS CON DESCONOCIDOS, y finalmente, si no hay confianza de por medio, ambos son susceptibles a una agresión.

Seguramente ya pensaste lo suficiente al respecto, y sabes bien dentro de tí si eres un sádic@ o masoquista…

 

En la cama me gusta ser...

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios