Quiz

Retrasa la eyaculación de tu hombre

¿Desearías que el acto sexual durara más?, tenemos algunos trucos y consejos para retrasar la eyaculación de tu galán y que la pasión sea más duradera.

Yery Serrano
Por Yery Serrano
  • Con estos tips seguramente van a repetir varios rounds en la cama.

    Con estos tips seguramente van a repetir varios rounds en la cama.

Existen diferentes versiones sobre cuánto debe o tiene que durar un chico durante el coito. Normalmente, la erección masculina dura un promedio de siete minutos. Sin embargo, hay algunos hombres que padecen eyaculación precoz e incluso hay otros que duran hasta 25 minutos. Independientemente de los datos estadísticos, no debes olvidar que lo importante es que los dos se diviertan y disfruten de ese mágico momentos. Sean cuales sean tus gustos en la cama, aprovecha estos consejos para conseguir una gran recompensa. Aquí te dejamos nuestras propuestas.

1. Dejar volar la imaginación lejos de la cama
Hay que ver el lado positivo: si tu chico llega al clímax antes que tú, tómatelo como un cumplido: tus juegos preliminares funcionan bien. Una manera fácil de alargar la llegada de su clímax, lo máximo posible, es entretenerlo y mantener su cabeza distraída porque, si consigue dejar de pensar en el acto en sí, será más fácil que dure más en la cama.
Cuando tu pareja piensa en lo sexy que eres y en lo genial que le haces sentir, se excita aún más. Por eso, es bueno dejar volar tu mente para que el placer de los dos se prolongue. Ya sabes lo que dicen: repasar la lista de la compra, el abecedario al revés... Suena muy cómico, pero es muy efectivo pensar en otras cosas para retrasar la eyaculación.

¿Cuándo estás en el acto, piensas en venirte luego?

2. Una distracción física
Puede ser que a tu chico le cueste distraerse y pensar en otra cosa pero, no te preocupes. ¿Por qué no tomas tu la iniciativa de hacer un break cuando sientas que está a punto de llegar al orgasmo?
No te preocupes, no tienes que parar de forma drástica, sino que puedes intentar que tus movimientos sean más lentos o colocar con cariño tu mano en su pecho para frenar un poco a tu pareja. Existe un truco más, que quizás suene algo descabellado pero... Prueba a morder un lado de su mejilla y contar hasta diez... ¡Funciona! La idea es que por unos segundos despeje su mente y piense en otras cosas.

¿Haces descansos durante el acto sexual?

3. La comunicación es imprescindible
Parece algo obvio pero tener buena comunicación con tu pareja puede ser clave para que las relaciones sexuales funcionen mejor. Si tu chico no sabe qué es lo que te gusta en la cama o si tú no sabes cuáles son sus gustos, será difícil que el sexo sea genial.
Debes ser cuidadosa para no herir el orgullo sexual de tu pareja y, para ello, lo mejor es centrarse en las cosas positivas y darle algunas pequeñas pistas sobre lo que quieres. Susúrrale que vaya más lento para comprobar cuánto puede durar o dile al terminar que ha sido genial y que la próxima vez esperas que ese placer intenso dure más.
Si está preocupado por no durar suficiente, habla con él, tranquilízalo y ofrécele algún consejo amable que vaya más allá de la crítica.Es importante que no lo presiones: sólo conseguirás que las cosas empeoren y la preocupación nuble su mente. A veces, demostrarle lo mucho que lo quieres mediante palabras, es la mejor forma de subir la autoestima de una persona.

¿Sábes que es lo que le gusta a tu pareja en la cama?

4. Prueba con un gel para retrasar el orgasmo
No pasa nada si tienes que pedir ayuda extra para que el sexo sea mejor. Si quieres tener una relación inolvidable, ¿por qué no lo intentas con un lubricante que retrase el orgasmo? Este tipo de geles, que puedes comprar en farmacias, actúan sobre la parte más sensible del pene y ayudan a tu chico a eyacular más tarde, incluso retrasando cinco minutos el orgasmo. Juega con este nuevo ayudante y prueba diferentes tipos de gel hasta que encuentres el que más encaje contigo... ¡Y a disfrutar de esta nueva experiencia!

¿Usas lubricantes que te retrasan la eyaculación?

5. Piensa en ti
Si necesitas pensar en ti un momento mientras estás con tu chico, hazlo. No dejes que tu pareja te culpe porque te apetezca un poco de jugueteo una vez que él haya alcanzado el orgasmo. La mayor parte de las veces, ellos prefieren un momento de tranquilidad después de su eyaculación pero, si tienes ganas de más, ¡no dudes en decírselo! Y, si no puede tener otra erección, cosa totalmente habitual, siempre puedes terminar con alguno de los juguetes eróticos que encuentras a la venta en cualquier sexshop…

¿Juegan después de terminar un round en la cama?

6. Los anillos vibradores pueden ser una buena opción
Si lo que estás buscando es que bajo las sábanas no sólo dure más, sino que sea pura pasión, ¿por qué no pruebas con un anillo vibrador? Los juguetes sexuales a veces resultan milagrosos para la vida en pareja y no solo sirven para la estimulación femenina. Pueden ayudar en gran medida a tu pareja: le parecerá divertido y su erección llegará más tarde y será más intensa. Además, al no hacer todo el trabajo con el pene, logrará retrasar la eyaculación.

¿Te gusta utilizar juguetes eróticos?

7. Probar nuevas posturas
Probar cosas nuevas siempre es algo divertido. Si te atreves, puedes organizar algo parecido a un maratón sexual en el que practiques todas las posturas que te apetezcan. Cambiar las posiciones a la hora de mantener relaciones sexuales no solo es divertido, además puedes conseguir que tu pareja dure más. El breve espacio de tiempo en el que cambias de postura puede servir para que él se contenga y quizás, la nueva posición le estimule de una manera diferente y le haga llegar más tarde al orgasmo.

¿Tratas de practicar distintas posturas en el sexo?

8. Aumenta la frecuencia de tus relaciones sexuales
Una de las soluciones más sencillas y placenteras para que tu chico dure más en la cama es que tengas más sexo. Y es que en las relaciones sexuales, también se mejora practicando. Algunos estudios demuestran que tener sexo de forma regular ayuda a que los hombres retrasen su eyaculación.
No te presiones poniéndote algunas metas sobre el número de veces que debes hacerlo pero sí debes saber que aumentar la frecuencia con la que mantenéis relaciones sexuales hará que duréis más tiempo. Y recuerda: la práctica hace al maestro.

¿Tienes sexo 3 veces por semana?

9. ¿Por qué no intentarlo una segunda vez?
¿Quién dijo que una sola sesión de sexo iba a ser suficiente? Si el primer intento, te deja con ganas de más, ¿por qué no hacerlo de nuevo? Deja volar la imaginación y estaran preparados para una segunda ronda. Quizás alguna vez los dos no estén de humor para repetir pero siempre se pueden quedar juntos en la cama. Tu chico tardará más tiempo que en el primer clímax, así que tomaros tiempo para ustedes mismos…

¿haz tenido más de dos encuentros sexuales, en el mismo lugar, con la misma persona y en el mismo momento?

10. No le des todo lo que te pide
Suena típico pero es cierto que no darle a tu pareja exactamente todo lo que te pide puede ser la clave para que sus relaciones duren más. Alguna vez tendrás que ser cruel, ¿no? Si sabes que hay alguna postura con la que llega antes al clímax, para y cambia tus posiciones. Si estás hablando de forma sexual, intenta dejarlo con la miel en los labios.
Lo mismo pasa contigo. Si sabes que hay alguna postura en la que tú alcances más rápido el orgasmo, utiliza tus estrategias para mantenerte. Lucha contra tus instintos básicos y espera a ver los resultados. Si quieres inspirarte aún más, quizás encuentres ideas leyendo alguna novela erótica.

¿Le das a tu pareja todo lo que te pide en la cama?


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios