Salud

Bebés de mamás obesas con doble riesgo de autismo

Estudios Estadounidenses han encontrado que el producto de madres que padecen obesidad corren el doble de riesgo de padecer autismo.

Arturo Armenta
Por Arturo Armenta
  • Obesidad y diabetes en el embarazo.

    Obesidad y diabetes en el embarazo.

La obesidad es un tema infinito, al parecer ha estado y es probable que perdure por un largo periodo de tiempo, lo que si es novedoso son los estudios y nuevos males que se están encontrando gracias a los estudios médicos, en los más recientes se ha encontrado que; hormonas que interactuan con la obesidad y diabetes hacen al producto de una mujer embarazada correr un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad como el autismo.

 

Cuando la madre padece obesidad desde antes de la concepción el bebe, y además padece la enfermedad del diabetes el riesgo de autismo se cuadriplica. Informó la revista Pediatrics".

A comparación con problemas pedriáticos comúnes como lo son el asma o la obesidad, la tasa del trastorno del espectro autista (TEA) es relativamente baja en Estados Unidos. Sin embargo el impacto personal y social que arrastra el TEA es enorme. Aproximadamente uno de cada 88 niños tienen ASD, que incluye el autismo, así como el síndrome de Asperger y otros trastornos generalizados del desarrollo, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. 

El ASD puede variar en carácter y gravedad. Se produce en todos los grupos étnicos y socioeconómicos. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de tener ASD que las mujeres.

El síntoma principal del ASD es la dificultad para mantener una interacción social normal. Los padres notan que el bebé se muestra indiferente con las personas o que se queda con la mirada fija en un objeto durante largos periodos de tiempo. También puede ocurrir que el bebé se desarrolle normalmente y, después, se retraiga y se vuelva indiferente a la actividad social.

La obesidad materna se relacionó con un aumento del riesgo del 92 por ciento para el autismo en sí mismo, mientras que la diabetes diagnosticada antes del embarazo se asoció con más del triple del riesgo.

Cuando las mujeres tenían tanto la diabetes y eran obesos, el riesgo de autismo en comparación con las mujeres con ninguna de las condiciones de rosa más o menos de cuatro veces si la diabetes se diagnostica durante el embarazo y casi cinco veces si la diabetes estaba presente antes de que se concibieron.

 

Aunque la razón exacta de estas conexiones no está clara, es posible que el aumento de la inflamación, nutrientes y hormonas vinculadas a la diabetes y la obesidad pueden ser responsables por el riesgo de autismo añadido, dijo Elinor Sullivan, un investigador de la biología y neurociencia en la Universidad de Portland, en Oregon.

En realidad es muy conveniente que estemos informados de todas las situaciones que se puedan presentar antes de concebir a un hijo, si eres una persona que padece obesidad infórmate, siempre puedes lograr seguir una dieta para estar en un peso ideal para la concepción.

Mujer, ¿tenías conocimiento de esto?


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios