Salud

¿Cómo mejorar el deseo sexual en mujeres de 50?

La actriz Carmen Barbieri contó que a sus 60 años se colocó un “chip sexual” en la cadera que la mantiene con la libido aumentada. 

María José Escamilla Benítez
Por María José Escamilla Benítez
  • Fuente: www.buenasalud.net

    Fuente: www.buenasalud.net

Fue la argentina Carmen Barbieri quien se animó a probar el chip sexual y así, abrió el debate: "Te deja la piel divina, te da buen humor y además ¡estoy totalmente lubricada!" aseguró la actriz y directora.

En su caso, se le administra una dosis pequeña de testosterona de 100 miligramos que se va liberando durante 4 a 6 meses. "Es la primera vez que hago algo por mí y para mí, hasta la piel tengo diferente, con el chip siento que tengo 27 años".

Carmen Barbieri actriz y directora de 60 años con implante de testosterona. Fuente:www.diarioveloz.com

Barvieri explicó que tiene un chip sexual y que es el segundo que se pone. Quisimos saber de qué se trataba y Carmen aclaró que no se llamaba chip sexual. “Yo le conté a Jorge Rial de qué se trataba el chip y él me preguntó si me daban más ganas de tener sexo, yo le dije que sí, que también, y en el graph enseguida pusieron el chip sexual de Carmen y quedó así”.

“Me lo pusieron en la cadera, es como la memoria de un teléfono, soy la única mujer que tiene señal en el subte” bromeó la directora. 

El especialista en Anti Aging Rubén Mühlberger opinó que es un terreno que debe estar controlado por médicos endocrinólogo: "Primero que no existe ningún chip sexual, es una palabra de fantasía para hablar de un elemento que se llama implante de una sustancia que va debajo de la piel y va liberando testosterona y provoca en el cuerpo una acción determinada. No le compete a los cirujanos plásticos". 

Fuente: www.masquesalud.com
Fuente: www.masquesalud.com

Si bien es conocida como la hormona del amor, la testosterona puede tener efectos adversos: "Esto hay que usarlo con mucho cuidado, puede ser maravilloso en una persona que no tiene deseo, que tiene un estado de apatía sexual, que está además con problemas vasculares, con problemas cerebrales de memoria, pero hay que usarlo en su debida forma.”

“Tanto en el hombre como en la mujer tiene que tener un estudio previo. No sea cosa como ocurrió en la década de los 90 con el parche de estrógenos que aumentó el cáncer de mama. Este parche colocado en la piel puede aumentar el cáncer mamario y el riesgo de enfermedad vascular porque por más que proteja las arterias, cuando uno no lo necesita puede provocar el efecto contrario". finalizó el médico.

Fuente: centradaenti.es

Mühlberger explica que las hormonas trabajan todas juntas, y que cuando está trabajando una sola es cuando estamos mal porque ellas tienen que trabajar en una armonía y en un concepto de afinación. "Es como un sonido", concluye el especialista. 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios