Salud

El sadomasoquismo ayuda a la salud mental

Las personas que practican BDSM (bondage, dominación, sadismo y masoquismo) son psicológicamente más saludables

 

 

Nadxiely Niño Chávez
Por Nadxiely Niño Chávez
  • Sadomasoquismo. Fuente:

    Sadomasoquismo. Fuente:

Según un estudio realizado por el Journal of Sexual Medicine, las personas que practican BDSM, mejor conocido como sadomasoquismo, pueden ser psicológicamente más saludables y tienen mejor calidad en sus relaciones sociales y sexuales en comparación con aquellos que tienen relaciones sexuales convencionales, pues estos últimos supuestamente no disfrutan de manera plena su sexualidad.

Para el psicólogo de la Universidad Nyenrode en los Países Bajos Andreas Wismejier, las personas que incluyen un poco de ‘perversión en sus prácticas sexuales gozan de mejor salud mental, debido en parte a que tienden a ser más conscientes y comunicativas sobre sus deseos sexuales. Son menos neuróticos, más extrovertidos, abiertos a nuevas experiencias y menos sensibles al rechazo.

El sadomasoquismo se sustenta en una relación amo- sumisa ó ama-sumiso. Las prácticas sexuales de alto riesgo como el fisting (introducción de la mano dentro de la vagina o el ano), bondage (movilización de cuerdas) son utilizadas, por lo tanto tiene una mezcla de dolor y placer, y quienes lo practican consiguen alcanzar el máximo placer sexual, un orgasmo tras otro hasta acabar agotado.

Las pruebas eran cuestionarios sobre personalidad, bienestar general, sensibilidad al rechazo y apego a las relaciones, y según el investigador quienes practican el sadomasoquismo han logrado mentalizarse sobre aceptar y vivir con las necesidades sexuales que están más allá del alcance de lo que a menudo se considera socialmente aceptable.

 

¿Te gustan las prácticas sexuales extremas?

 

La dominación no consiste en tratar como un inútil a la pareja sumisa, sino en darle placer a través de la dominación psicológica y sexual, un placer que a su vez también obtiene el amo. Y para aceptar ser un sumiso (a) se requiere de un entrenamiento previo de la mente y el cuerpo, aspecto del que se encarga el amo (a).

Con todo este tipo de estudios se pretende acabar con la creencia o tabú de que las personas que gustan del sadomasoquismo son perversas, padecen trastornos mentales, fueron abusadas sexualmente o tienen otras patologías.

 

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios