Salud

Lo que nadie te dice del aumento de senos

La cirugía de aumento de mamas es la operación estética más practicada en todo el mundo, hay algunas cosas que debes saber antes de hacértela

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Operación de aumento de mamas.

    Operación de aumento de mamas.

Las cirugías estéticas están en auge, alrededor del mundo la más practicada de todas es el aumento de mamas con implantes que pueden ser de silicona o de solución salina. Quizá ya estás más que decidida a practicarte esta cirugía, pero antes de que hagas cualquier cosa debes tomar en cuenta estos argumentos, no sea que te arrepientas.

Con información de Medline Plus, la biblioteca de Medicina.

 

¿Te aumentarías o disminuirías los senos?

 

LOS IMPLANTES SON CASI INFALIBLES 

Existe el riesgo de que revienten, en el caso de los de silicona, este material tiene el potencial para intoxicar tu organismo, se supone que los de solución salina no te harían ningún tipo de daño si revientan. 

Los síntomas de que un implante ha reventado en tu interior son: dolor intenso, sensación de ardor, hinchazón excesiva, desinflado o pérdida de volumen, secreciones de mal olor, aumento de la temperatura corporal, grumos duros en los senos, cambio de color y sensación de hormigueo o entumecimiento.

Actualmente los implantes están elaborados con mayor calidad, y el riesgo es muy bajo, pero debes saber que una vez que los tengas, tendrás que aceptar y vivir con esa preocupación mientras duren.

HABRÁ MÁS CIRUGÍAS

Ya sea que hubo una infección, que haya que retirarlos, volverlos a acomodar, aumentarlos o disminuirlos, una vez que entres al quirófano estarás condenada a volverlo a hacer, en el supuesto de que todo salga excelentemente y estés en las mejores manos, los implantes tienen una caducidad y después de unos años habrá que retirarlos o cambiarlos por otros para que tu salud sea óptima.

 

LOS EFECTOS SECUNDARIOS SON MUY MOLESTOS

Después de la cirugía puedes presentar, dolor en los senos, mayor o menor sensibilidad, el tejido alrededor del seno va a cicatrizar y a ponerse duro, puede haber una infección o tus implantes pueden quedar mal acomodados o de un tamaño desigual. En muchos de estos casos vendría la reoperación.

Cualquier procedimiento estético puede traerte molestias que luego sean insoportables.

TODOS LOS PROCEDIMIENTOS DUELEN

Lógicamente se utiliza anestesia, pero como en cualquier cirugía, la recuperación viene acompañada de dolor, ya sea que el corte haya sido debajo de los senos, en las axilas, en los pezones y el implante esté encima o debajo de tus músculos.

LA MASTOGRAFÍA SERÁ UN POCO MÁS COMPLICADA

Según el Cirujano Plástico Carlos López Collado, la mastografía es posible cuando la mujer tiene implantes y permite observar el 90% de los problemas que pudiera presentar el seno, pero es también un poco más difícil de hacerla técnicamente hablando. Recordemos que en la mastografía los especialistas tienen que aplanar los senos para poder tomar las imágenes, y resultaría más difícil si la mujer tiene sus implantes, sin embargo, existen otros medios de detección del peligroso cáncer de mama que las chicas con implantes pueden hacerse, estos son una sonografía o una resonancia magnética, propuesta en caso de que la mastografía no sea posible.

No hay riesgo de que los implantes se dañen con una mastografía, ni tampoco éstos producen variación alguna en los resultados de la mastografía.

 

SON PROCEDIMIENTOS MUY CAROS

Al ser operaciones estéticas, casi ningún seguro las cubre, se realizan en hospitales y clínicas particulares y su precio está muy por encima de otros procedimientos quirúrgicos. Claro que todo depende de la técnica, el tipo de implantes que recibas, el tiempo que duren las citas postoperatorias, además frecuentemente habrá que pagar honorarios al cirujano, al anestesista y al centro médico en el que se practique.

La cirugía de aumento de senos cuesta entre 5 Mil y 10 Mil dólares, sin incluir las consultas previas.

EXÁMENES PSICOLÓGICOS

Es verdad que casi nadie puede estar cien por ciento conforme con lo que la naturaleza le dió, pero una cirugía de aumento de senos no te servirá de mucho si tu tienes un Trastorno Dismórfico Corporal, este padecimiento se manifiesta por una preocupación excesiva, fuera de lo normal, por algún aspecto físico real o imaginario que hace a la persona querer cambiarse constantemente hasta ser lo que considera 'perfecto'.

No existe la perfección, analiza lo siguiente: si te metes cuchillo, como se dice coloquialmente, muy seguramente tendrás más tolerancia a las cirugías y date cuenta que no puedes pasarte la vida entera en el quirófano aunque tengas los medios para hacerlo. Estarías en el filo de la muerte todo el tiempo y no es sano para nadie.

Trata de ser lo mejor que puedas ser de la manera más natural posible y aprecia lo que tienes.

 

¿Estás a favor o en contra de las cirugías estéticas?

 

TE INTERESA:

CIRUGÍA CUBANA DE PENE VUELVE LOCAS A LAS MUJERES


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios