Salud

Parir duele peor que un martillazo en la mano

No comprendo el Día Internacional de la Mujer, cuando estás en una cama de hospital a punto de dar a luz se te olvida quien eres

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Padres.

    Padres.

Este día sirve como pretexto para que tus amigas te envíen postales por Facebook, algunos hombres realmente no se cansarán de exigir un Día Internacional del Hombre precisamente el 8 de Marzo de cada año, es algo que vemos venir.

A algunas mujeres seguramente las llevarán a comer, o les darán flores este día porque no tienen hijos, cuando los tengan, simplemente tendrán que esperar el 10 de Mayo porque no se puede tener todo a la vez. El día de hoy se me vino a la mente que lo único que nos diferencia biológicamente de los hombres es nuestra capacidad para tener hijos, antes de que empiecen a renegar de que 'sin ellos no es posible' quiero aclarar que no es mi afán entrar en esa eterna controversia, sino más bien, buscar un poco de comprensión para las mujeres. Si inventamos Días Internacionales es porque realmente, después de un parto, lo necesitamos.

¿Tienes hijos?

Nadie nos da el legítimo derecho a quejarnos y a decir que en realidad, un parto es una cosa espantosa, así que este Día de la Mujer, mi regalo es ese, tengo ese derecho, lo tenemos todas las mujeres y no por ello somos malas madres.

Les contaré qué se siente parir, trataré de ser muy clara. Aclaro que soy de umbral de dolor bajo, es decir #NoToleroNiLaPalabraDolor.

Yo he tenido dos hijos, el primero nació vía cesárea y el segundo vía parto normal. Si lo segundo te 'hace más mujer' no lo sé, lo único que se es que según todas las abuelas de México no sirvo para parir porque no tuve más de 10 hijos. Me centraré en la segunda experiencia.

Mujeres, ¿Han tenido un parto normal?

Las mujeres que sufren dolores durante su periodo e incapacidad para hacer más nada que no sea maldecir a todos, maldecir a la vida y al ser mujer pueden entender qué tanto dolor se siente cuando un trabajo de parto comienza. Los hombres que sufren dolores abdominales después de comer porque algo les cayó mal también pueden tener idea, sólo que trasladen ese dolor de la parte baja del abdomen un poco más abajo.

Si creías que un día entero con cólicos menstruales es horrible, súmale a eso tu incapacidad para dormir bien durante los últimos dos meses, hinchazón en las piernas por retensión de líquidos y dolor permanente de espalda, cuando un parto comienza, realmente no estás segura de poder salir de ahí, pero es apenas el principio.

Los dolores tipo 'cólico' van aumentando, te mantienen sentada o acostada, el dolor se va haciendo más agudo y más frecuente, dura unos dos minutos más o menos, después de eso desaparece por completo y te da tiempo para mirar el reloj y pensar. Pasados unos minutos vuelve más fuerte lo que te hace pensar...¿Hay más?. #Ayayay.

Cuando estos malditos cólicos ocurren cada diez minutos es hora de ir al hospital, en ese momento ya vas rezando todas las oraciones que te sabes, estás tan concentrada en rezar y calmarte, que cualquier 'tranquila, todo va a salir bien' es como si te dijeran, 'altérate, todo va a salir mal'. Consejo para todos los padres, no le digan nada a la parturienta, después de todo, va a salir sola de todo eso.

Llegas al hospital y realmente sientes que va a nacer en el estacionamiento, porque cuando eres primeriza se te figura que el dolor que estás sintiendo es el máximo, y que no vas a poder aguantar algo más fuerte, malas noticias, estás apenas como en el 20% del dolor.

Ingresas al hospital, te dan la batita sexy y te suben a una camilla, los dolores continúan mientras un especialista te va diciendo la dilatación del cuello uterino, no se para qué te dicen eso, quizá para que te vayas haciendo a la idea de lo que está a punto de ocurrir.

Así transcurren horas, digamos que tres o cuatro, los cólicos se convierten en un dolor parecido a cuando te das un martillazo, o te agarras los dedos con una puerta, viene se pone hardcore y se va, para entonces ya olvidaste cómo te llamas y sólo piensas... ¿Cómo demonios voy a salir de esto?.

Quiero decir que el entorno ayuda, cuando tuve mi cesárea fue algo totalmente relaxed, con decir que pude ver todo el show a través de una lámpara cromada en la que se reflejaba la zona abdominal de la operación, yo que soy supermiedosa cuando miro sangre, parecía cirujana o carnicera experta. La vez del parto había una mujer gritando: '¡Ya no porfavor, ya nooo!'. ¿Cómo demonios te calmas con eso?.

Quiero hacer hincapié en el dolor que se experimenta cuando casi has dilatado a todo y ya vas a tener a tu bebé, el dolor cambia, en vez de un martillazo o agarrón de manos, parece como una quemadura, sí, eso parece, como si te acercaran al fuego directamente, durante la contracción tienes que ayudar al bebé a descender haciendo mucha fuerza, el esfuerzo te agota porque encima, tienes dificultad para respirar, es como si alguien te estuviera ahorcando a la vez que te acercan al fuego.

Apenas puedes jalar aire para seguir esforzándote. En un punto de eso sentí que me desmayaba, pero apenas desapareció el dolor volví a respirar y a esperar la siguiente contracción, pasaron unos tres minutos, pero para mí era una eternidad. Cuando el dolor se va, casi te quedas dormida.

La expulsión, como le llaman técnicamente al parto, ocurre dentro de una sala especial donde ya te esperan los médicos con sus artilugios de metal, el tiempo que pases ahí depende tanto de tí, como de las características físicas de tu bebé, por eso los médicos hacen tanto hincapié en que no subas de peso, ni que tu bebé lo haga. A mayor bebé, más complicaciones podría haber.

Por miedo y esperanza de salir con vida de ahí yo seguí al pie de la letra todas las indicaciones de los médicos, en cuanto a cómo parir, tuve a mi bebé en dos contracciones, pasé menos de diez minutos en la sala de expulsión desde que me metieron, hasta que nació mi hija. Puedo decir que fue un parto rápido, pero un trabajo de parto de 9 horas.

Con todo y lo hermosos que son los bebés, si soy dueña de mi cuerpo no volvería a pasar por todo eso. #FelizDíaDeLaMujer

TE INTERESA:

Mujer de armas.
9 COSAS QUE TE CANSARÁS DE OÍR CUANDO ERES CABRONA

 

 

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios