Tabú

10 errores que todos cometemos en la cama

Estas son las cosas que no debes hacer para que tu vida sexual sea mucho más placentera, recuerda compartir con tu pareja todas tus inquietudes

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Errores que cometemos en la cama. Fuente: nuevaya.com.ni

    Errores que cometemos en la cama. Fuente: nuevaya.com.ni

Nadie nació experto y todos llegamos a cometer estos errores en el dormitorio, tienen más que ver con nuestra falta de comunicación en pareja que con nuestra falta de destreza, porque la verdad, todas las posiciones se pueden aprender si las practicamos. Así que aquí te decimos cuales son esas cosas que podrían estar agobiando tu vida sexual, ¡tómalas en cuenta!.

OLVIDAR QUE LA MUJER NO NECESITA PENETRACIÓN PARA LLEGAR AL ORGASMO

En función de ello, las parejas de las mujeres deberían tardarse un poco más en la ‘puerta’ que dentro. A menudo pasarán por alto el clítoris, que es la parte más importante para generar sacudidas que valgan la pena.

CONFIAR DEMASIADO EN LOS JUGUETES SEXUALES

Son muy buenos para prender las cosas, pero de tanto que los usamos podemos generar una dependencia malsana, de manera que en determinado momento en el que no tengamos juguetes a la mano, nos vamos a ver limitados para iniciar un encuentro sexual satisfactorio.

QUERER TERMINAR AL MISMO TIEMPO

Hay que entender de verdad que a veces esto será posible y a veces no, pero lo ideal sería hacer a la mujer que llegue primero, ya que ellas tiene la capacidad de tener varios orgasmos, y como nos enseñó la abuela, ‘las mujeres primero y los hombres al final’.

OLVIDARSE DEL JUEGO PREVIO

Los rapidines pueden ser la onda, pero no queramos que todos nuestros encuentros sean así de efímeros, muchas veces hay que dedicar más tiempo a los juegos previos, además esto es la promesa de un orgasmo mucho más intenso, así que hagámoslo.

HACERLO EN EL MISMO LUGAR

Hay que salir del cuarto de vez en cuando, hay otras áreas de la casa donde se puede hacer el amor, así que hay que intentarlo y aprovechar cada vez que estén solos. De verdad, aunque tu creas que será lo mismo de siempre, el sólo hecho de cambiar el lugar ya te aportará demasiado a esa experiencia.

LLEVAR A LA CAMA LOS PROBLEMAS FAMILIARES

No debemos arrastrar otro tipo de preocupaciones a la cama, bastante tenemos con lo que debemos hacer encima de ella como para hablar de los hijos, del trabajo, de las obligaciones, de la familia, etcétera. Es un momento para cuidar de tu relación de pareja y nada más.

ENOJARSE PORQUE EL OTRO NO TIENE GANAS

Esto es gravísimo, porque luego nos da por pensar que no nos quieren, o que no somos deseables, cuando ni al caso. Lo único que hay que entender es que en ocasiones el otro simplemente no va a querer, o no va a tener ganas, y esto nada tiene que ver con la motivación que nosotros le demos.

NO QUERER PROBAR COSAS NUEVAS

No nacimos expertos, necesitamos ser abiertos para probar nuevas posiciones, nuevas tendencias, juguetes, etcétera, porque sólo asi vamos a saber que nos gusta y que no. La negativa sólo hace que nuestras parejas se frustren porque quizá sí tienen buenas ideas y nosotros no les permitimos desarrollarlas.

OLVIDARSE DEL PLACER PROPIO

A menudo estamos tan preocupados por satisfacer a nuestra pareja, que pasamos por alto nuestro propio placer, y parece que hacemos las cosas por obligación. Hay que aprender de una vez a autocomplacernos, y en medida que aprendamos más, vamos a poder trasladar todo ese placer propio a nuestras parejas. Además es algo que nos dará más confianza.

APEGARSE A LA RUTINA

La rutina no es más que comodidad, seguir en el estado de confort y eso daña las relaciones personales, no solo en la cama. Tampoco es para que vivamos influenciados por la novedad en nuestra vida sexual, pero un cambio de vez en cuando nos va a hacer bien.

 

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios