Tabú

Así eran los primeros juguetes sexuales

Si creías que el uso de juguetes sexuales es una actividad moderna lamento informarte que desde hace siglos eran utilizados para uso 'médico' 

Nadxiely Niño Chávez
Por Nadxiely Niño Chávez
  • Juguetes sexuales.Fuente:

    Juguetes sexuales.Fuente:

Aunque nos cueste trabajo reconocerlo, el sexo mueve al mundo; películas, revistas, programas, etc., hay infinidad de cosas que se venden, solo por estar relacionadas con él. Ya sea por curiosidad o morbo, cuando hay publicidad que involucra al sexo, es de rigor que tendrá éxito.

 

¿Compras artículos sexuales?

 

Si nos ponemos a echar un vistazo en la historia, podemos ver como eran los autos, la ropa e incluso los muebles de nuestros abuelos, ¿pero qué tal los juguetes sexuales?. Si, aunque no lo creas, también los papás de tus papás usaron estos aparatos para estimularse y por qué no estimular a su pareja.

 

La diferencia entre el uso de los juguetes sexuales en épocas pasadas y actuales, radica en la publicidad y la forma en la cual se justificaba su uso. Y fue así como nació el primer vibrador, en una consulta de un médico que hasta entonces practicaba de manera manual masajes clitorianos a sus pacientes.

 

 

El objetivo de estos masajes era curar la 'histeria femenina', termino coloquial usado en la época victoriana. De ahí viene, que hoy en día se le llame 'consolador' haciendo referencia a que antes se usaba como terapia para aquellas mujeres que fracasaban sexualmente.

 

 

Para 'tapar' las apariencias el aparato que le siguió al, tenía la función de estimular encías, para mejorar la circulación de éstas y así ayudar a la salud bucal, cuando en realidad era un instrumento muy popular y usado para la autoestimulación genital femenina entre la burguesía de principios del siglo XX, por eso su forma de dedo.

La publicidad de los vibradores de aquella época estaba dirigida a lo referente con la salud corporal, así que ya sabrás, en esos tiempos todo aquel objeto que temblara era bueno para la salud. Para no herir susceptibilidades, nunca se mencionaba el verdadero uso de estos aparatos.

 

Desde masajeadores faciales hasta bucales, eran miles los usos que se le daban a estos aparatos con la finalidad de no mostrarlos como juguetes sexuales.

 

 

Lo mismo ocurría con los dilatadores anales. La publicidad contaba una cosa cuando en realidad se utilizaban para otra. De hecho hubo algunos que se recomendaban por los doctores para mejorar el tracto intestinal y las dolencias propias del colon o de la próstata. 

 

 

Los vibradores que todavía no usaban la electricidad se usaban de manera rústica, ya que con una mano se sujetaban y con la otra se daba vueltas a la manivela que movía el mecanismo vibratorio correspondiente.

 

Con el tiempo los vibradores para la estimulación femenina se fueron  vendiendo como productos sanitarios para mejorar la frigidez, y aunque no lo creas, pasaría tiempo para que se vendieran como lo que son.

 

En el caso de los hombres, los juguetes sexuales se vendían como lo que son, ya que ellos no tenían ninguna dolencia, simplemente tenían derecho a divertirse y tener placer.

 

La llegada de la electricidad no afectó solo a la vibración, también ayudó al diseño de cinturones eléctricos para la estimulación muscular de las caderas masculinas con accesorios especiales para el pene.

La variedad de juguetes sexuales no se limitó a vibradores, siguiendo la cultura oriental quienes tenían catálogos con diferentes juguetes. Bombas de estimulación femenina y masculina, anillos para penes, prolongadores, etc., eran los diferentes productos que se ofrecían en ellos.

 

Fue hasta la época de los 60 cuando los juguetes sexuales alcanzaron un auge gracias a su gran demanda y empezaron a publicitarse sin tapujos, como lo que son.

Curiosamente fue entonces cuando en algunas regiones de Estados Unidos (Alabama, Massachusetts, Louisiana, Texas, o Virginia) se promulgaría una Ley Anti-obscenidad que prohibía la venta o distribución de "...cualquier dispositivo cuyo uso primario fuese la estimulación de los genitales humanos". Es decir, una vuelta atrás. No se prohibía la venta de vibradores y dildos sino que lo parecieran.

Como puedes ver, los juguetes sexuales existen desde hace tiempo y es curioso ver como han evolucionado físicamente pero aun así su uso sigue siendo un tabú, ya que lo que no ha cambiado es la percepción que tienen las personas de el. Mira la siguiente historia:

¿CÓMO NACIÓ EL VIBRADOR?

 

 

 

 

 

 

 

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios