Tabú

Así funciona el cerebro de un exhibicionista

Que alguien muestre sus genitales en público constituye un delito, así es como funciona la mente de un exhibicionista

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Exhibicionismo. Fuente: www.webconsultas.com

    Exhibicionismo. Fuente: www.webconsultas.com

El exhibicionismo es una parafilia sexual y también un delito, más común de lo que pensamos. Los exhibicionistas son personas que enseñan sus genitales en lugares públicos con el fin de obtener placer sexual, debido a este trastorno sus vidas se vienen abajo cuando no encuentran la cura, aunque si son procesados, el temor a la cárcel suele ser un elemento que los disuade, al grado que no vuelven a hacerlo, por eso es tan importante denunciar.

¿Alguna vez te has topado con un exhibicionista?

En España recientemente un anciano de 78 años ha sido condenado a seis meses en prisión por mostrarles el pene a un grupo de estudiantes que se encontraban en los baños públicos de una plaza de Zumaya. Aunque su condena fue aplazada, lo más probable es que haya llevado una vida de exhibicionismo en la que mostró sus partes a muchas personas. El exhibicionista necesita ayuda ya que lo que tiene es un trastorno psicológico.

¿Conoces algún caso de exhibicionismo?

Esto es lo que sucede en el interior de la mente de un exhibicionista, según la Psicología: se trata de un trastorno casi exclusivo de varones, en el que ellos no quieren abusar sexualmente de la víctima, simplemente les produce placer enseñar sus genitales.

Cuando alguien los denuncia o se ven amenazados, suelen huir, aunque no lo creas se trata de personas tímidas, especialmente hombres a los que se les dificulta relacionarse con mujeres o parejas sexuales.

¿Qué harías si alguien te muestra sus genitales en un lugar público?

La emoción del exhibicionista es sorprender a la víctima, y causarle miedo, asco o curiosidad, es probable que cuando una víctima reaccione con curiosidad o acepte mirar o intimar con el exhibicionista, este huya.

Lo que más detestan es la burla o la indiferencia de la víctima.

Se habla de que este trastorno comienza antes de los 18 años, aunque puede haber personas que lo presenten después de esta edad.

Por lo general, los exhibicionistas que son procesados o detenidos tienen menos de los 40 años y no vuelven a recaer después de pisar la cárcel.

¿Deben las personas detectar y denunciar a los exhibicionistas?

La mejor arma que tiene la sociedad es la denuncia, ya que así prevenimos que la persona vuelva a hacer lo mismo, además, quizá para tí no tiene ningún efecto psicológico el hecho de ver a una persona que se exhibe, pero piensa que para un niño o un adolescente puede ser traumático, así que por las futuras víctimas hay que denunciar.

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios