Tabú

Bienvenido 2016, el año de la pareja abierta

Hay un dicho español que cita “en la variedad esta el gusto”, aquí veremos algunos puntos que confirman esta famosa idea.

María José Escamilla Benítez
Por María José Escamilla Benítez
  • Fuente: miscelaneapasarratos.blogspot.com

    Fuente: miscelaneapasarratos.blogspot.com

El tema de las parejas abiertas le ha dado la vuelta al mundo por muchos años sin terminar de establecerse, y es que durante mucho tiempo las relaciones libres de compromisos, fueron criticadas de una manera negativa, y sin embargo, se perfilan como las número uno para este 2016, veamos un poco más acerca de las características de estas relaciones.

1.- La pareja abierta también requiere reglas y comunicación.
Así es, una cosa es quitar la connotación negativa de infidelidad/traición a las relaciones fuera de la pareja y otra cosa es vivir una relación sin reglas. Hay que entender que en la pareja abierta se tocan puntos sensibles que requieren más cuidado, más diálogo e incluso más honestidad que en la vieja formula.

2.- El amor puede ser el principal beneficiado.
Aunque muchos piensen que las parejas abiertas están expuestas a la tentación constantemente, la realidad es que el hecho de no tener la obligación de mantener la llama del deseo encendida puede resultar muy beneficiosos par la relación de pareja, además ahora sabemos que el sexo casual y el sexo en la intimidad de tu pareja no tienen comparación ¿acaso no es más difícil encontrar buen amor que buen sexo?

3.- En cuestión de géneros.
La pareja abierta ha sido más experimentada en el ámbito homosexual, al parecer en este campo no existe la llamada “guerra de sexos”. Los gays han abrazado fuertemente esta practica y los resultados superficiales parecen ser muy positivos, aunque no exentos de dramas e inseguridades, tampoco tienen que lidiar con los prejuicios atribuidos a las mujeres en las parejas heterosexuales, en las que los hombres no aceptan que ellas son igual de capaces de separar sexo del amor y suelen sentirse heridos en su orgullo viril si son las que más rentabilizan la política polígama.

4.- La pareja abierta no tiene que ser un acto de desesperación.
Es un mito que la pareja abierta sea un decisión desesperada de una persona “urgida” por tener algo sin importarle las condiciones, (que aunque no dudo que exista esa persona), la realidad es que la mayoría de parejas abiertas llegan a esa decisión después de comunicarse el uno al otro cuales son sus necesidades, cuales son sus preferencias y qué tipo de relación los haría más felices, esto no en un acto de desesperación si no en un acto de apertura y madurez.


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios