Tabú

Confesiones de una ninfómana menopáusica

Una divertida y controversial mujer cuyo seudónimo es Laurett Fenn se considera una ninfomana a pesar de estar en la menopausia

Nadxiely Niño Chávez
Por Nadxiely Niño Chávez
  • Menopausia. Fuente:

    Menopausia. Fuente:

Nunca había temido tanto el paso de los años como ahora, ¿será qué ya tengo más?, ¿qué las personas a mi alrededor lógicamente también están envejeciendo?. Total, decidí dejar de pensar en esas cosas y sumergirme en todo lo que me ofrece el maravilloso Internet.

Y mientras veía memes, fotos de todos mis conocidos en donde posan felices de la vida, selfies con frases motivadoras, llegó a mis ojos un articulo de playground magazine, que hablaba sobre una mujer que estaba a punto de entrar a la menopausia y se negaba a envejecer (¿seré yo, en el futuro?), pero en la tarea de no volverse la típica 'doña' viendo la vida (o lo que le resta de ella) pasar sentada en una mesedora, buscó nuevas aventuras ... aventuras sexuales (retiro lo dicho, creo que no soy yo).

Después de cuatro años de fidelidad sin sexo, me siento como un producto posmenopáusico en la agonía de la ninfomanía. Quiero más sexo que nunca. Dime que mi vagina es un desierto y yo te diré que se siente como un oasis rojizo

Negada a una vida triste, sola y aburrida, descargó Tinder, Happn y Bumble y decidió recuperar su vida social, acabar con el horrible sentimiento que le tocaba la puerta a diario, ese el que llamaban 'de la vejez' y pensó que ya era momento de poner fin a la abstinencia sexual.

Los colegas me animan a descargar Tinder, Bumble y Happn

 

La respuesta a mis fotografías en las aplicaciones ha sido increíble. Le han gustado a muchos hombres desde los 22 hasta los 63 años. Mi timeline está lleno de espléndidos hombres, criaturas tan hermosas que me quedo sin aliento. Es como una caja de bombones en la que tengo que escoger. La vida analógico nunca fue de esta forma.

 

Después de ir a un pub, un hombre de 24 años parece ansioso por volver conmigo a casa. Entro en el modo anfitriona y le preparo aperitivos. Él no está interesado en los aperitivos. Una cosa lleva a la otra justo cuando estoy segura de que los murciélagos volarán fuera de mi vagina, recupero mi memoria muscular. ¡Recuerdo haber hecho esto antes de que existiera Internet!.

 

Él se siente increíble y parece lo suficientemente satisfecho. Se duerme en una quietud completa y al día siguiente se marcha como un caballero. Lo he hecho. He roto el celibato. Pero mis partes no celebran el éxito.

 

Vuelvo a meterme en el juego del sexo que en la menopausia es un poco más difícil que cuando tu primera vez, en la que solo tenías que llevar tu mejor vestido e ir lo bastante borracha. Por primera vez compro lubricante para mí y no para mi coche

Nunca pensé en los hombres jóvenes pero ahora me gustan y no solo por sus niveles de rendimiento. Me encanta su bondad, esperanzas e interés. Están felices y saben más de sexo de lo que deberían. ¿A quién tengo que agradecer por esto? ¿A la novia que tuvieron a los 12 años o a la pornografía en la red?

 

Pero de pronto mi ex me llama y me echo a llorar. Trato de salir con alguien de mi edad pero es un error porque realmente no quiero una relación seria y me siento fatal por hacerle daño.

 

Estoy aquí para recuperar mi vida, mi confianza sexual. Tengo que encontrar la manera de tener relaciones sexuales hasta la muerte. No vale la pena vivir sin esa oleada de deseo. Esto se trata de la recuperación, de luchar contra la muerte. Me niego a sucumbir en la sombra de la menopausia.

Después de leer el pequeño diario de una mujer que está a punto de entrar en esa etapa catalogada por muchos como de 'terror', bochornos y mal humor, pude darme cuenta que nunca se habla de las necesidades, gustos y frecuencia sexual de las personas de esa edad.

YA TENGO 30 Y ¡NO QUIERO SER MAMÁ!


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios