Tabú

Las cinco posiciones sexuales más peligrosas

Un accidente durante una posición sexual puede llegar a ser muy doloroso, sobre todo cuando se trata de la temida fractura de pene. 

María José Escamilla Benítez
Por María José Escamilla Benítez
  • Pareja enamorada

    Pareja enamorada

Una posición difícil llevada a cabo sin precaución puede terminar muy mal, y aunque las fracturas de pene son poco comunes, también te puedes provocar dolorosas contracturas o fracturas de algún hueso. 

A lo que más debemos de prestarle atención según los expertos es al ángulo de penetración así como el peso que se esté apoyando sobre el pene.

Aunque cabe mencionar que según el doctor Kat Van Kirk, hay prácticas de lo más habituales que también pueden poner en riesgo la estabilidad de la erección y derivar en ese agónico y doloroso crujido que se traduce en una rotura.

Aquí las cinco posturas que te ponen al borde un accidente:

#1 La rusa

Esta práctica consiste en acomoda el pene en medio de los senos y masajear con estos el miembro viril. Si la intensidad de este masaje es demasiado fuerte puede terminar lastimando al pene, ya que los pechos son manejados por las manos que tienen menos sensibilidad y podrían pasarse de velocidad sin notarlo. 

"Sorprendentemente, los pechos pueden ser realmente peligrosos para el pene”, afirma Van Kirk, experto en sexología. 

#2 Mujer arriba - "La vaquera"

Una investigación publicada en Advances in Urology determinó que la postura sexual más peligrosa para los hombres era aquella en la que la mujer "cabalga" sobre él.

En esta posición todo el peso de la chica descansa sobre el miembro viril, por lo que un mal movimiento podría literalmente aplastar al pene y provocar una fractura.

“A veces no hay suficiente lubricación cuando la mujer se sienta sobre el pene, y si se hace demasiada fuerza o fricción este puede quedar atrapado en el hueso del pubis, situación en la que puede doblarse el ligamento”, explica Van Kirk.  

#3 "Vaquera Inversa" 

Es aún más peligrosa que la vaquera clásica, ya que la mujer está encima del hombre colocada al revés y los movimientos de ella hacen variar más el ángulo de penetración del pene inclinándolo hacia abajo, lo que facilita más cometer un error que acabe en fractura. 

#4 La masturbación vigorosa

Cuando un hombre se masturba, puede llevar control del placer y del dolor en caso de que se suscitara, pero cuando es su pareja la que lleva a cabo esta actividad, puede pasarse de intensidad, y es que los genitales son mucho más sensibles y delicados que las manos, quizá tú no sientas la velocidad en tus manos pero estes castigando al pene de tu compañero. 

#5 El perrito 

En esta posición, el hombre penetra a la mujer introduciendo su miembro en la vagina desde la parte posterior de la misma –poniéndose detrás de ella–, como su nombre lo dice: "de perrito", y es la postura que tiene el puesto número dos en el ranking de las posturas más peligrosas para la rotura del pene.

“A menudo me encuentro casos en los que al tratar de penetrar la vagina por la puerta trasera, los chicos introducen accidentalmente su pene en el ano de la mujer”, explica Van Kirk.

Además de ser peligrosa para los hombres, esta postura es potencialmente peligrosa también para la mujeres, porque la penetración forzada desde un ángulo equivocado puede causar un desgarro vaginal.


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios