Tabú

¿Porqué todas queremos un hombre dominante en la cama?

No podemos enfrentar a la naturaleza, los hombres que son naturalmente destinados a dominar simplemente nos hacen rendirnos

Ilia Nuñez
Por Ilia Nuñez
  • Hombre dominante.

    Hombre dominante.

Ya se que los tiempos de hoy son otros, y las mujeres solemos hacer cosas que antes no hacíamos, como pagar una cita, invitar a un chico a salir, e incluso pedir matrimonio, entre otras. Muchas dinámicas de las parejas han cambiado, pero hay algo que sigue siendo una regla para nosotras las mujeres, preferimos a un hombre dominante en la cama.

Y es que es natural en ellos, no podemos estar disgustadas con la propia naturaleza por tanto tiempo, al final del día nos rendimos ante un hombre que imponga sus reglas en la alcoba. Eso no nos quita iniciativa, al contrario, un hombre que le echa ganas nos roba la razón, podríamos hacer casi cualquier cosa por él. Así que...

CABALLERO DE DÍA, GROSERO DE NOCHE

Nos encanta un hombre que se quite el moño entrada la noche, que tenga esa dualidad perfecta para el amor, que se comporte a la altura durante el día, nos trate con cuidado e incluso cocine, por la noche queremos otra cosa, la verdad no nos importa la cena.

En la recámara debe cambiar a modo patán, grosero, obstinado y tramposo. Eso nos encanta. Más de una daría la vida por un hombre así.

RECARGA SEXUAL 

Un hombre dominante en la cama rara vez está sin energía, aunque haya trabajado todo el día querrá cumplir, tiene bastante iniciativa y aunque la naturaleza nos da a las mujeres una recarga sexual menor (cuestión hormonal), por más que nos quejemos de ello, en el interior esbozamos una sonrisa secreta: "¿No te cansas nunca verdad?".

A LA ALTURA

Un hombre dominante en la cama nos alienta a seguir el protocolo de la seducción, mucho se dice sobre la costumbre, que va matando la relación dentro y fuera de la cama, con un hombre dominante no verás el fin jamás. Su increíble curiosidad sexual nunca satisfecha te mantiene adivinando y mejorando tu estrategia de seducción para la próxima vez.

NOS HACEN QUERER VERNOS MEJOR

Como es de esperarse, un hombre dedicado en cuerpo y alma al sexo cuida su templo, se alimenta bien, descansa, hace ejercicio y se prepara para la noche, nos hace a nosotras querer lucir mejor, nos motiva a cuidar de nosotras mismas y eso de verdad que no tiene precio. ¿Cómo puedes darle amor a alguien más si no te amas a tí misma?.

LA DOMINACIÓN ES UN JUEGO

Usualmente estos hombres modelo no suelen usar la dominación frente a los demás, lo último que quieren es que te sientas incómoda, ellos entienden muy bien lo que es un pacto de privacidad, a estos hombres hay que hacerles un monumento, los que hablan mal de las mujeres no tienen ni tantita dignidad.

TE INTERESA:

Esclava sexual práctica BDSM.
EL CONTRATO DE ANASTASIA STEELE, ¿LO FIRMARÍAS?

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios