Tabú

Testosterona una mala consejera para el póker

Un estudio reveló que la testosterona juega un papel importante y muchas veces negativo en los jugadores de póker

 

 

Nadxiely Niño Chávez
Por Nadxiely Niño Chávez
  • Jugadores de poker. Fuente:trucosyastucias.com

    Jugadores de poker. Fuente:trucosyastucias.com

Recientemente la prestigiosa revista Nature publicó un estudio en el cual se hablaba sobre el comportamiento de los jugadores en la mesa de póker tras haberles aplicado un tratamiento de testosterona, los resultaron arrojaron que la influencia de esta hormona sobre las decisiones de los jugadores puede ser perjudicial.

Jack Van Honk encabezó el experimento titulado “Effects of testosterone administration on strategic gambling in póker play”. Que ha llamado la atención de muchos jugadores y expertos en el póker alrededor del mundo.

 

¿Sabes jugar Poker?

 

Uno de los estudios consistió en suministrar 0,5 mg de testosterona a veinte mujeres que contaran que buena salud, y que tuvieran entre 19 y 26 años, en el segundo que se realizaría siete días después se les suministró una dosis de placebo.

Hemos reclutado exclusivamente a mujeres porque los parámetros críticos (tiempo y cantidad) para la inducción de los efectos neurofisiológicos después de la administración de la testosterona son conocidos entre las mujeres, pero no en hombres.

Van Honk, mostró los resultados del experimento y explicó que después de administrar la testosterona a los participantes, farolear se vuelve más explotable para el oponente, ya que el farol es fuertemente dependiente del valor de la mano y, en consonancia con eso, el farol frío disminuye. Por lo tanto, la administración de testosterona induce a los jugadores a tener una estrategia menos confiable.

 

 

Otro resultado que arrojó el estudio fue que con el aumento de la testosterona, aumenta el egoísmo económico y el comportamiento materialista. Ya que esta fuertemente relacionada con el comportamiento humano y con la habilidad de buscar un estatus social sin tener en cuenta las desventajas que se pueda crear con ello.

 

Aquí mostramos como la administración de testosterona a la hora de realizar faroles en el póker reduce significativamente los faroles al azar, así como los cold bluff, al mismo tiempo que aumentan los calls. Nuestros datos sugieren que la testosterona en los seres humanos motiva principalmente la búsqueda de la buena reputación o estatus, lo que provoca comportamientos económicamente desventajosos.

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios