Tabú

Ya tengo 30 y ¡No quiero ser mamá!

Mi vida era tan normal hasta que la pregunta ¿qué no piensas tener hijos? se hizo cada vez más frecuente en ella

Nadxiely Niño Chávez
Por Nadxiely Niño Chávez
  • Vientre. Fuente:

    Vientre. Fuente: Carlos Velayos

Antes que nada me justificaré diciendo que me encantan los niños, y durante toda mi vida he convivido con ellos, e incluso se podría decir que he sido responsable y parte de la formación de algunos. Y si, es hermoso tener a una criaturita indefensa y encantadora en brazos ... por un corto tiempo.

Disfruto cuando mis amigas llevan a sus encantadores retoños a las reuniones y me gustan las anécdotas en donde las travesuras y 'gracias' de éstos son las delicias de todos los que estamos presentes, pero hasta ahí.

Hoy, a punto de cumplir 30, una pregunta que se ha hecho constante desde hace unos 5 años es ¿qué no te gustaría ser mamá? ¿no piensas tener hijos? y la respuesta es ¡no!. Admiro a todas aquellas mujeres que han tomado la responsabilidad de cargar con una vida, incluso aplaudo a la mom (mi mamá), que supo como lidiar con una persona vulnerable, mimada e irresponsable como yo.

Pero ese es un papel que no deseo actuar. Cuando era pequeña jugaba el rol de 'la mamá' y podía cargar a un muñeco durante horas y simular que lo bañaba, le daba de comer, lo llevaba a pasear,etc., pero hoy no deseo llevarlo a la realidad.

Llámalo egoísmo o irresponsabilidad, lo que si es cierto es que no me siento capaz de tener hijos, ni tampoco quiero dejar de disfrutar una vida que hasta ahora me ha dado una que otra satisfacción por traer a un mundo cada vez más violento y deshumanizado, a una personita indefensa a la cual tal vez yo no sepa conducir.

Los que me juzgan por esta decisión, lo hacen sin pensar que tal vez no cuento con la estabilidad económica que se necesita para la crianza de un niño, y no deseo que el ¿por qué no tienes hijos? se transforme en un 'para que tuvo hijos, si sabía que no podría mantenerlo', en fin a la gente no se le da gusto.

Debo confesar que también el tiempo me ganó, cuando menos  pensé me levanté con 30 años sobre mi y una lista aún más larga de metas por cumplir, lugares por visitar, cosas por hacer, cosas que no puedo hacer acompañada de una persona que dependa de mi al 100%.

Cuando no se cuenta con una pareja estable, algo así como lo que mencionan las novelas rosas 'el hombre que quieres para padre de tus hijos' las cosas se complican mucho más. Aunque en los tiempos modernos, la mujer pude sacar adelante incluso a una familia económicamente hablando, en lo afectivo si necesita ayuda.

Por eso, antes de preguntarle a una mujer que oscila los 30 años, el ya típico ¿para cuándo los hijos?, piensa que para ser una verdadera mujer, no necesitas cumplir con ese rol que la sociedad impone: el de la maternidad; esto no viene en combo. Cada persona es responsable de su cuerpo y de sus decisiones, no juzgues, si no sabes que hay detrás de tan importante decisión. 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios