Logo En Pareja
Fingir emociones puede tener graves consecuencias

Fingir emociones puede tener graves consecuenciaspixabay

Break

Fingir emociones, razones por las que NO DEBERÍAS HACERLO

Las personas suelen fingir emociones con la finalidad de aparentar algo distinto ante los demás para que no los descubran como realmente son. Pero esto tiene graves consecuencias. 

Por: Misael Alejandro Reyes Guerrero

Una de las prácticas que, por desgracia, se han normalizado en la sociedad mundial, es el fingir las emociones, a pesar de que existen diversas razones por las cuales las personas no deberían hacerlo. 

Las  emociones suelen ser fingidas con distintos fines, sin embargo, hay razones por las cuales esto no se debería hacer, pero se ha normalizado demasiado.

Las consecuencias que las emociones fingidas tienen en las personas pueden hacer que se ven dañadas física o mentalmente, por desgracia. 

Las personas fingen muchas emociones. Foto: pixabay 

Fingir emociones se ha convertido en una de las prácticas negativas que las personas han hecho con mucha normalidad, pero que nunca piensan en las consecuencias tanto  mentales como físicas que es posible llegar a tener cuando las emociones se fingen.

Te puede interesar: Emociones que no sabías que puedes sentir en diferentes idiomas

En un estado mental social en el que las personas hacen de todo por siempre mostrarse con la mejor cara ante los demás, el fingir emociones se ha convertido en una de las cosas que las personas hacen con demasiada frecuencia, pero que podría pasar factura muy cara.

Baja autoestima

 Una de las principales consecuencias que tiene el fingir las emociones es que, a largo plazo, pueden afectar demasiado al autoestima. Una vez que las emociones se comienzan a fingir con regularidad con tal de no mostrar algo que no se quiere que los demás perciban, las personas van perdiendo la identidad. Tanto que las emociones reales se comienzan a confundir hasta llegar el momento en el que no se sabe qué  sentir y comienzan las inseguridades por el autosabotaje.

Enfermedades físicas

Es bien sabido que el reprimir los sentimientos y emociones hace que se vayan acumulando en la mente. Pero una vez que el hábito de fingir emociones se hace con mucha frecuencia y que las emociones fingidas se hacen con mayor intensidad, se van acumulando hasta no poder, hasta llenar el subconsciente. Por medio de este, todo lo reprimido sale de manera emocional y por medio de enfermedades. Las repercusiones físicas van desde un resfriado como respuesta a haber fingido una fuerte emoción hasta una enfermedad de mayor gravedad. 

Te puede interesar: Las emociones que siente tu perro según la ciencia

TE RECOMENDAMOS