Logo En Pareja
Está claro que ella supo como darle la vuelta a la página y hoy está más feliz que nunca Foto: Instagram

Está claro que ella supo como darle la vuelta a la página y hoy está más feliz que nunca Foto: Instagram

Break

Geraldine Bazan luce mejor después de su divorcio

Despúes de su divorcio de Gabriel Soto a causa de su infidelidad con Irina Bavea, Geraldine Bazan luce simplemente espectacular 

Por: Laura Trejo

Geraldine Bazan luce mejor después de su divorcio, al menos así lo prueban las imágenes dicen más que mil palabras: superó la prueba y punto. Hoy luce más que radiante.

Su historia fue la de muchas mujeres, un hombre infiel que decidió irse con la tercera en discordia, cualquiera que haya sido el motivo de fondo, nada justica la traición de su hoy ex esposo, Gabriel Soto.

Fue en octubre del año pasado cuando tras confirmarse la infidelidad de Gabriel con Irina Baeva, que Geraldine Bazan confirmó con un comunicado en su cuenta de Instagram su divorcio de Gabriel Soto. 

Pese a todo el drama que vino a su vida después de ese suceso, pues desde entonces los dimes y diretes entre los protagonistas de este triangulo amoroso no han parado, ella salió adelante con toda la dignidad del mundo y la frente en alto.

Pasada la tormenta solo hemos visto una Geraldine hermosa que disfruta de todos los ámbitos de su carrera profesional y de su papel de madre, pues si algo le dejó su matrimonio con Soto fue sus dos hermosas hijas: Elisa y Alexa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Los pies en en suelo,la mirada al cielo!!! ❤️❤️❤️ #buendía

Una publicación compartida por Geraldine Bazan (@geraldinebazan) el

Uno de los looks que prueban que Geraldine ya superó su separación y que luce sus curvas con todo fue el hermoso vestido azul pastel que resaltó sus curvas. Así la actriz de 36 años dejó claro que está mejor que nunca.

Esbelta, sonriente y sexy son los calificativos que más le acomodan a Geraldine. Ella es la prueba de que las mujeres divorciadas son mas sensuales y atractivas según confirma un reciente estudio científico.

Esta semana también “colgó” en su cuenta de Instagram una foto enfundada en un hermoso vestido verde floreado que la hace lucir impecable y sin afán de alentar la competencia entre mujeres, no tiene nada que pedirle a la actual pareja de su ex.

Obviamente, Geraldine se ha enfocado en ella misma y en dejar atrás los malos ratos que la infidelidad y posterior proceso de divorcio trajeron a su vida. Seguro estuvo triste, pero una mujer que se valora sabe darle la vuelta a la pagina ¡taconazo y media vuelta!

Así que si has pasado por una situación similar te recomendamos inspirarte en la historia de Geraldine. Y como dice María Feliz: “A un hombre hay que llorarle tres días y al cuarto te pones tacones y ropa nueva”. 


 

TE RECOMENDAMOS