Logo En Pareja
María Félix

María FélixFoto: reportetamaulipas.com

Break

El verdadero amor de María Félix

"Pensé en buscarme otro como él, que tuviera su piel y sus ojos, que tontería, el perfume del incesto no lo tiene ningún otro amor"

Por: En Pareja

María Félix nació el 8 de abril de 1914 en Sonora, y murió también un 8 de abril, de 2002 a la edad de 88 años. Más que una actriz, María es el ícono de toda una generación de mexicanos y un referente mundial de la belleza femenina.

 

 

Su temperamento, sus cejas y su gran talento histriónico la catapultaron a la fama desde muy joven. Llegó a la Ciudad de México después de su divorcio y gracias a un encuentro casual con Fernando Palacios se convirtió en la gran actriz que todos recordamos.

Pero, ¿qué fue de sus amores?

Enrique Álvarez Alatorre era vendedor de Max Factor y aunque no fue un gran amor, fue su primer esposo y el padre de su único hijo Enrique Álvarez Félix.

 

 

 

Agustin Lara fue otro de sus amores, la relación con este compositor conquistó el corazón de todos los mexicanos, inició en 1943, se casarón en 1945 y como regalo de bodas Agustin le compuso el gran clásico: "María Bonita", que llegó a consagrarse a nivel internacional.

 

 

Tristemente se divorciaron en 1947. Para esto María Félix y Jorge Negrete se habían conocido en el rodaje de "El Peñón de las Ánimas" en 1942, y aunque Jorge había solicitado como protagonista a Gloria Marín, su novia, se lo dieron a La Doña. 

Esto sentó las bases para ver a María como una mujer de carácter, firme, dura y altanera, sin embargo, esta cinta al lado de Negrete la catapultó a la fama.

Años después en 1952 luego de que María grabara varias cintas en Europa, regresó a México por un romance intenso con Jorge, se casaron inmediatamente pero Jorge murió once meses después, entonces ella regresó a Europa.

 

 

El 20 de diciembre de 1956 contrae nupcias con Alex Berger, un millonaria francés de origen germánico responsable de la construcción del metro del distrito federal, que le contagia su pasión por los caballos.

María Félix negocia con su marido vivir seis meses del año en México y seis en París, en la casa nueva que el construye sin descuidar cada uno de sus caprichos. La relación dura 18 años, hasta la muerte de Berger en diciembre de 1974.

 

El último de sus amores fue el escultor francés Antoine Tzapoff, con quien comenzó un romance en el año de 1981, y aunque se dijo que vivían distancias dentro de la hermosa casa que habitaban en Cuernavaca, este hombre (mucho más joven que ella), nunca dejó de pintar retratos con el rostro de su musa.

 

 

Aunque el gran amor de su vida fue sin duda su hermano, Pablo Félix, quien fue enviado a una escuela militarizada por su madre, a quien le pareció peligroso los jugueteos que habían entre él y María. 

Más tarde, en el año de 1994, La Doña escribió en su autobiografía un pasaje dedicado a su hermano Pablo:

Estaba tan guapo que me temblaron las piernas. Pensé en buscarme un muchacho como él, que tuviera su piel y sus ojos, pero que no fuera mi hermano. Era una tontería, porque el perfume del incesto no lo tiene otro amor, señaló.

María Félix murió dormida en su casa de Polanco, la ceremonia funeraria se llevó a cabo en el Palacio de Bellas Artes, a donde van todos los grandes de México. 

Sus restos descansan en el panteón francés junto a los de su hijo Enrique y sus padres, sin duda, una mujer que amó profundamente. 

Temas

  • María Félix
  • La Doña
  • actriz
  • Agustin Lara
  • Jorge Negrete
  • Pablo Félix
  • Alex Berger

Comentarios

TE RECOMENDAMOS