Logo En Pareja
Desde el kinder, la popular vidente sabía que lo suyo era ser mujer, así que siguió adelante Foto: Instagram

Desde el kinder, la popular vidente sabía que lo suyo era ser mujer, así que siguió adelante Foto: Instagram

Break

Mhoni Vidente era Rafael, pero se asumió como mujer desde niña

Mhoni Vidente, se llamaba Rafael y se asumió como mujer desde niña, aquí te contamos la historia de una de las videntes más populares en la actualidad 

Por: Laura Trejo

La famosa Mhoni Vidente, se llamaba Rafael, pero siempre se asumió como niña, según relató en una entrevista proporcionada para el programa Hoy en el que participa dando sus muchas veces atinadas predicciones.

La cubana contó que desde pequeña tuvo la tendencia a ser mujer, incluso desde el kínder, en donde se negaban a darle un trato como tal. Sin embargo, en la escuela a la que asistía se negaron a darle ese trato, pero siempre tuvo el apoyo de su familia.

Ante tal situación su abuela tomo la decisión de respaldar a su nieta y no llevarla más a ese jardín de niños, esa es la razón de que ella no realizara estudios de primaria, secundaria y preparatoria. Sin embargo, fue su abuelita quien la ayudó con su preparación pues era maestra. 

Mhoni Vidente, era Rafael, pero se asumió como mujer desde niña Foto: Screenshot Youtube Hoy

 “Mi verdadero nombre era Rafael en Cuba, pero yo lo vengo cambiando porque me decían Mhoni. A los 15 años fue la primera vez que me operé”, narró.

La vida de Monhi vidente cambió desde que era muy joven, pues justo a los 13 años su abuelita la cuestionó sobre su preferencia sexual. Ella respondió que le gustaban los varones, su decisión fue respetada. 

 

 “Jamás me volvió a preguntar. Yo soy muy natural para vestir y hablar porque me criaron como una mujer. No tuve ningún problema en ese sentido”.

A la edad de 15 años su abuela le dijo que era muy guapa. Debido a que, en cuba, la prostitución es una de las alternativas a las que las mujeres recurren para ganar dinero, comenzó a ejercer esta actividad en el malecón.

En aquel momento de su vida, contó, pasaba el tiempo con chicos de 20 años, en su mayoría provenientes de Europa, quienes le daban hasta 200 dólares por pasar cinco o seis días con ellos, lo cual en su país natal “era una millonada”.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS