Logo En Pareja
Los padres ven con mucha normalidad publicar fotografías de sus hijos en Facebook

Los padres ven con mucha normalidad publicar fotografías de sus hijos en Facebookpixabay

Break

No debes compartir fotos de tus hijos en Instagram y Facebook

Una de las prácticas más comunes que los padres hacen es compartir fotografías de sus hijos en redes sociales. Lo negativo es que lo hacen con normalidad sin medir las consecuencias de esto. 

Por: Misael Alejandro Reyes Guerrero

Las personas han adoptado el hábito de compartir fotografías en sus redes sociales con mucha frecuencia, incluso fotos de sus hijos son publicadas en Facebook e Instagram con toda normalidad pero esto no se debe hacer.

Las fotografías que los padres comparten en Facebook e Instagram casi  siempre son de sus hijos para presumirle al mundo lo mucho que los quieren y dar una imagen de padres ideales, pero ignoran que esto no se debe hacer.

Los padres tienen una gran afición por postear fotos de sus hijos y mostrarle a sus familiares y amigos como se encuentran y lo mucho que han crecido, pero esto no debería ser así.

Los padres pueden exponer la privacidad de sus hijos sin darse cuenta. Foto: Pixabay 

Las redes sociales en muchas ocasiones les dan demasiadas libertades a las personas, el problema se presenta cuando estas libertades dañan a terceros, como es el caso de  los padres que comparten fotografías de sus hijos pero que en realidad están causándoles un gran daño.

Te puede interesar: A las niñas hay que enseñarles a ser más fuertes y menos perfectas

Las fotografías que los padres comparten de los hijos no piensan profundamente sobre las consecuencias que esto puede traer para las vidas tanto de ellos como de sus hijos. Una vez que ellos publican una fotografía de sus retoños no tienen idea de donde terminarán.

No importa que el lugar en el que se publique,  como Facebook o Instagram, las fotografías que los padres compartan de sus hijos siempre se verán vulnerables a ser adquiridas por conocidos o extraños que tendrán el mismo acceso, aunque los  padres  creann que las fotos se quedarán entre sus conocidos y familiares, pero no es así.

Las caras de los hijos podrían ser vistas por las personas que navegan en redes sociales como Facebook e Instagram y podrían ser puestos en peligro por parte de los padres, que son quienes la publican sin poner atención a los daños que puedan causar revelar la identidad de los hijos.

La apertura de las redes sociales deja ver mucho de la vida de las personas, por eso los padres deben tener especial cuidado en no publicar fotografías de sus hijos, y todo por los miles de daños a los que se exponen los hijos cuando una fotografía de  ellos circula por la red sin restricciones. 

Te puede interesar: Donde no quieren a mi hijo, a mí tampoco, soy madre antes de todo

TE RECOMENDAMOS