Logo En Pareja
Un científico no se baña desde hace 5 años y rompió mitos. Foto: Instagram

Un científico no se baña desde hace 5 años y rompió mitos. Foto: Instagram

Break

Un científico no se baña desde hace 5 años y rompió mitos

¿Te habían dicho desde pequeño que debes de bañarte todos los días? pues a un científico se le ocurrió experimentar no bañarse durante cinco años, y según lo afirma, no es necesario hacerlo tan seguido

Por: Roberto Lizarde

Un científico no se baña desde hace 5 años y rompió mitos. Foto: Instagram

Un científico no se baña desde hace 5 años y rompió mitos. Foto: Instagram

A pesar de que todos sabemos que el baño debe de ser una práctica regular porque nos ayuda a mantenernos limpios y libre de bacterias, un científico estadounidense se hizo viral al anunciar que lleva cinco años sin darse un solo baño, y con ello refutó tal afirmación.

James Hamblin es el nombre del científico que también trabaja como profesor en la escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, y en el 2015 tomó la decisión de no darse ni un sólo baño con el único propósito de demostrar que no hay ninguna "necesidad médica" de hacerlo.

Pasamos dos años completos de nuestras vidas bañándonos. ¿Cuánto de ese tiempo (y dinero y agua) es un desperdicio?, declaró.

Lee también: Conoce la fruta estrella de agosto y sus diversos beneficios

Sé de muchas personas que se bañan muy poco. Sabía que era posible, pero quería intentarlo por mí mismo para ver cuál sería el efecto, puntualizó el especialista en medicina preventiva.

Luego de cinco años de haberse ausentado del agua, el científico aseguró que se encuentra mucho más que satisfecho, ya que los resultados le evidenciaron que el cuerpo poco a poco se va acostumbrando a no tener que usar jabón, champú y hasta desodorante.

Con el tiempo, tu cuerpo se acostumbra cada vez más para que no huela tan mal si no usas desodorante y jabón. Y tu piel no se vuelve tan grasienta cuando dejas de usar jabones fuertes. Muchas personas usan champú para eliminar los aceites del cabello y después se aplican un acondicionador para colocar aceites sintéticos. Si logras romper ese círculo, tu cabello terminará viéndose de la manera que era cuando empezaste a usar esos productos.

Para Hamblin fue difícil desde un principio haber hecho éste experimento, ya que fue inevitable que extrañara el agua y el jabón para sentirse limpio y fresco, sin embargo, también declaró que esa extraña sensación se fue pasando poco a poco, hasta que finalmente se sintió cómodo con ello.

Lo principal es entender que lleva tiempo ver los efectos, no sucede de la noche a la mañana, no es inmediato. Hubo momentos en los que me quería duchar porque lo extrañaba, olía mal y sentía que tenía grasa. Pero eso empezó a pasarme cada vez menos.

También dio a conocer que al bañarse en exceso “alteras una especie de equilibrio entre los aceites de la piel y las bacterias que viven", por lo que con ello destruyes los ecosistemas, y a pesar de que se repueblan rápidamente, las especies quedan desequilibradas.

Lee también: Cosas que un hombre hará por ti solo si realmente te ama

Tu ecosistema llega a un estado estable y dejas de oler mal. No hueles como agua de rosas… Simplemente hueles como una persona, aseguró el científico.

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ