Logo En Pareja
La pequeña perdió la vida a causa de la Leucemia

La pequeña perdió la vida a causa de la Leucemia

Break

La carta que George H.W. Bush escribió tras la muerte de su hija

Este especial y emotivo texto circuló en la red en días recientes a propósito del fallecimiento del ex presidente de Estados Unidos ocurrido el pasado 30 de noviembre 

Por: Laura Trejo

George H.W. Bush, fallecido el pasado viernes 30 de noviembre a los 94 años de edad, era adepto a escribir cartas; esta era la forma en la que el hombre, quien fuera presidente de los Estados Unidos entre 1989 y 1993, se conectaba con familiares, colegas, amigos y hasta enemigos, textos que tienen una relevación tal que forman parte de su libro "All the best. My Life in Letters and Other Writings".

Dicha obra, que es una autobiografía del presidente número 41 de los Estados Unidos, fue publicada en 1999 y contiene diversas cartas, entradas de diario y memorandos, sin embargo, uno de estos textos es muy, pero muy especial: se trata de una carta en la que cuenta a su madre lo triste que se sentía por el deceso de su hija Pauline Robinson, a quien cariñosamente llamaba Robin, a los tres años de edad.

Este especial y emotivo texto circuló en la red en días recientes a propósito de su fallecimiento.

Robin murió en 1953, el ex presidente de EU nunca lo superó  Foto:Internet

Cabe recordar que la pequeña Robin murió en 1953 luego de perder la lucha contra la leucemia que padecía. La carta fue escrita cinco años después de la muerte de la bebé, prueba de que de que George H.W. Bush era presa de un gran dolor por su lamentable perdida.

"Necesitamos una pequeña que pueda dar besos sin dejar rastros de huevo, dulce o goma de mascar", es uno de los fragmentos de la carta escribió el ex presidente en aquella época en la que ya tenía cuatro hijos hombres. 

"Una vez tuvimos una. Ella peleaba y lloraba y jugaba y se ganaba un lugar igual que el resto, pero tenía una especie de suavidad. Era paciente. Sus abrazos eran menos inquietos", es otra de las frases en las que George recuerda amorosamente a su pequeña.

El final, es muy dulce y deja ver que la pequeñita siempre estuvo presente en su vida y la de su familia:

"Pero ella todavía está con nosotros. La necesitamos a la vez que la tenemos. No la podemos tocar y aun así podemos sentirla. Esperamos que ella esté en nuestra casa por un tiempo muy, muy largo".

Cabe recordar que Robin murió siete meses después de que se descubrió que estaba enferma de leucemia; su mamá, Barbara Bush la llevó a consulta pediátrica luego de que la niña se quejará porque no tenía fuerza en el cuerpo. Luego se confirmó la triste noticia: un diagnostico de Leucemia que le costaría la vida.

La hija de Barbara y George estuvo siete meses hospitalizada pues en un intento de salvarle la vida, era sometida a constante transfusiones de sangre y análisis de medula, sin embargo, nada la salvó y finalmente perdió la vida un 11 de octubre de 1953.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS