Logo En Pareja
A ti que me abandonaste cuando más te necesité

A ti que me abandonaste cuando más te necesitéPixabay

Confesiones

A ti que me abandonaste cuando más te necesité

Cuando más necesitas de alguien, te das cuenta que solo te tienes a ti, por lo que es mejor no esperar nada de nadie, mejor espera todo de ti.

Por: María Encinas

"A ti que me abandonaste cuando más te necesité, cuando sentí que el mundo se caía a pedazos sobre mí y mi única compañía fue la soledad, confié en que estarías ahí y lo que me encontré fue una gran decepción".

Hay momentos en la vida en los que necesitas sostenerte de las personas que crees que están contigo incondicionalmente, pero las cosas no surgen como esperabas, solo te sirve para que te des cuenta de quienes te abandonaron cuando más los necesitaste y que no vale la pena que sigan en tu vida. 

En ocasiones solo necesitas un hombro en donde llorar y donde no hay espacio para fiestas, bromas o diversión, solo buscas quién te oriente, pero descubres que no hay nadie a tu lado en la adversidad como lo prometieron. 

Puedes ver: Te duro lo que tú me cuides y te creo lo que tú me demuestres.

A ti
A ti que me abandonaste cuando más te necesité. Foto: Pixabay.

No hay trago más amargo que te abandonen en tu peor momento, que esa persona la cual juraba lealtad, no está para ti cuando lo necesitas, sientes como un portazo en la cara y que te pone más triste de lo que estás. 

Nuestra autoestima puede caer hasta lo más profundo, pero eso nos sirve para valorar a quienes están a tu alrededor y también para valorarte a ti misma, recuerda que los amigos se conocen en la enfermedad, en las malas y en la cárcel. 

En las buenas, tus amigos te conocen, en las malas tú conoces a tus amigos, por eso hay que aprender que no siempre estarás rodeado de aquellas personas con las que te la pasas bien, en ocasiones solo tendrás a ti misma. 

Hay que aprender a caminar sola y librar tus propias batallas, aunque realmente no estás en completa soledad, te tienes a ti misma y eso debe ser suficiente, tu felicidad no puede depender de nadie más. 

Ve en la soledad a tu mejor aliada, en ese espacio en el que podrás reflexionar sobre tu pasado, presente y futuro, donde encontrarás la paz y el momento que te servirá para levantarte más fuerte que nunca, ¡inquebrantable!. 

No esperes nada de nadie, mejor espera todo de ti, trata a las personas con el mismo valor e importancia que a ti te ofrecen, no les reproches nada a quienes decidieron irse de tu lado en el peor momento. No esperes nada de nadie, es mejor estar sorprendido, que decepcionado y recuerda que te tienes a ti misma y con eso basta. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ.

TE RECOMENDAMOS