Logo En Pareja
Aunque te fuiste al cielo, tus nietos sabrán de ti y yo me encargaré

Aunque te fuiste al cielo, tus nietos sabrán de ti y yo me encargaréPixabay

Confesiones

Aunque te fuiste al cielo, tus nietos sabrán de ti y yo me encargaré

Si tus hijos no tuvieron la oportunidad de conocer a sus abuelos o partieron cuando ellos eran bebés, está en ti que los sigan recordando. 

Por: María Encinas

Si tus hijos no tuvieron la oportunidad de conocer a sus abuelos o los perdieron cuando eran apenas unos bebés, de tu cuenta corre que los tengan presentes: Aunque te fuiste al cielo, tus nietos sabrán de ti y yo me encargaré. 

Crecer al lado de nuestros abuelos y convivir con ellos, es una experiencia maravillosa y que nadie debe olvidar, pero si han partido y están en el cielo, sus nietos deben de saber de ellos y tú debes encargarte de eso. 

Las experiencias, las pláticas y los juegos con los abuelos, son cosas que deben quedarse en el corazón de cada niño, aunque te fuiste al cielo, tus nietos sabrán de ti y yo me encargaré de mantener viva tu esencia. 

Puedes ver: Donde no quieren a mi hijo, a mí tampoco, soy madre antes de todo.

Abuelo
Aunque ya estés en el cielo, tus nietos sabrán de ti y yo me encargaré. Foto: Pixabay.

Es difícil perder a los padres, pero recuerda que ellos solo se van físicamente, porque se quedan vivos en el corazón y en los recuerdos, y te corresponde a ti transmitir ese legado a tus hijos, aunque no los hayan conocido o hayan partido cuando ellos eran muy pequeños. 

Los abuelos se mantienen presentes a través de fotografías e historias, no importa si el tiempo jugó en su contra y no tuvieron la oportunidad de abrazarse lo suficiente o de jugar hasta que el cansancio hiciera de las suyas. 

Esos paseos perdidos en los parques, aquellos primeros pasos, las primeras palabras, esos consejos cuando enfermaba, si los abuelos no pudieron estar ahí en esos momentos, tú encárgate de contarles lo mucho que ellos hubieran deseado estar ahí en esos instantes. 

Tú como hijo te encargarás de contarles los grandes superhéroes que sus abuelos fueron, les enseñarás aquellos consejos que te dieron, los cuentos que aprendiste a su lado y en cada abrazo y beso que les des, va un pedazo de la esencia de los que ya partieron. 

Asegúrate de que tus hijos vean esas fotografías que congelaron vivencias increíbles y digan con orgullo "ellos son mis abuelos" y hazles saber que en ellos también tienen ángeles en los que pueden refugiarse cuando se sientan tristes. 

En su compañía, mira las estrellas y diles a tus hijos que sus abuelos forman parte de esos cuerpos celestes que brillan con luz propia en el firmamento y que es una manera de estar cerca, pues pueden observarlos y los guían con su luz en su camino. 

Transmite esos valores que te enseñaron a ti a tus hijos y cuéntales lo que esos abuelos harían por sus nietos, pues no hay amor más especial que ese, mantén vivo su recuerdo en ellos con un beso y una oración. 

 Enséñales a tus hijos que aunque sus abuelos no estén presentes físicamente, viven en su corazón y desde arriba los cuidan, y al mirar al cielo encontrarán su recuerdo. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ. 

TE RECOMENDAMOS