Logo En Pareja
Tener una cita.

Tener una cita.Foto: Unsplash

Confesiones

¿Confieso que tengo una enfermedad mental en la primera cita?

Una enfermedad mental ha sido motivo de hospitalizaciones, episodios de flagelación y otras cicatrices ¿la persona que me gusta lo debe saber?

Por: The New York Times

En un interesante artículo del The New York Times, una persona cuya identidad prefirió guardar en el anonimato, preguntó a los expertos cuándo es el tiempo ideal para confesar que tiene una enfermedad mental ¿en la primera cita? ¿cuándo sea imposible ocultarlo? o ¿nunca?

He luchado contra los vaivenes de mi enfermedad mental durante la mayor parte de mi vida. Puede ser debilitante y en muchas ocasiones ha terminado en hospitalizaciones. También tengo varias cicatrices en los brazos por episodios en los que me he autoinfligido lesiones. Pero mi carrera profesional es exitosa y soy autosuficiente; la mayoría de las personas que me conocen no tienen idea de mi enfermedad mental. Después de haber terminado una relación de diez años, estoy pensando en salir y conocer personas nuevas. Mi pregunta es: ¿en qué momento debo revelar mi enfermedad mental, su historial y sus efectos? ¿Cuándo “explico” mis cicatrices? ¿Tengo la obligación de compartir esta información en la primera o la segunda cita para que la posible pareja tenga la opción de alejarse?

Tener enfermedades mentales. Foto: Pexels

Anónimo

Hasta cierto punto, la convenciones sociales son una guía sobre cómo ser honestos. Y en las citas, según estas convenciones, uno no está obligado a hablar sobre sus debilidades. La mejor forma de demostrar que estás bien no es decirlo sino demostrarlo con acciones.

No obstante, no te guardes el asunto durante mucho tiempo. Cuando te vuelves cercano a alguien, el acuerdo tácito es que no tengas un gran secreto que pueda afectar la relación. A menos que hayas dicho lo contrario, se asume que no eres la princesa de un reino lejano, ni un testigo en el programa de protección de identidad.

Tampoco se asume que estás enfrentando una enfermedad grave. La intimidad y la franqueza tienen que calibrarse. Un riesgo es que alguien no esté dispuesto a lidiar con tus antecedentes de enfermedad mental, pero otro es que esa persona renuncie a la relación por tu falta de honestidad.

Lo siguiente también será de tu interés:

TE RECOMENDAMOS