Logo En Pareja
Cuando a mi padre le faltó valor, a mi abuelo le sobró amor

Cuando a mi padre le faltó valor, a mi abuelo le sobró amorPexels

Confesiones

Cuando a mi padre le faltó valor, a mi abuelo le sobró amor

La figura paterna es importante para los niños, pero cuando decide ausentarse, la figura del abuelo se hace presente para sanar heridas y hacer que nada falte. 

Por: María Encinas

La figura paterna influye en el crecimiento y desarrollo emocional de los niños, pero si deciden ausentarse, el abuelo aparece: Cuando a mi padre le faltó valor, a mi abuelo le sobró amor, todo un superhéroe. 

La vida a veces tiene circunstancias que cuando se es niño, no se logran comprender, sobre todo si se sufre la ausencia del padre, pero hay casos que cuando al padre le falta valor, al abuelo le sobra amor. 

Las diferencias entre mamá y papá pueden ser enormes, por lo que deciden separarse o sencillamente el hombre no quiere hacer frente a su responsabilidad, cuando al padre le falta valor, al abuelo le sobra amor para ti. 

Abuelo
Cuando a mi papá le faltó valor, a mi abuelo le sobró amor. Foto: Pexels.

Hay diferentes modelos de familias, hay algunas que están conformadas por mamá, abuelos y tú, son felices y jamás te faltó amor, consejos o regaños a lo largo de tu vida. 

Cuando tu papá decidió irse, llegó el abuelo para brindar todo el apoyo que necesitaron tu mamá y tú, él tomó el papel que le correspondía a quien decidió salir huyendo de su responsabilidad. 

Jamás supiste lo que era la falta de amor, porque el abuelo siempre estuvo ahí enseñándote mil cosas, a andar en bicicleta, a explorar la naturaleza e incluso te enseñó un buen oficio. 

Nunca te llenó el corazón de rencor y mucho menos te puso en contra de nadie, al contrario, llenó tu corazón de amor, perdón, solidaridad, humildad y te ayudó a forjar tu carácter. 

Tu abuelo fue y sigue siendo ese superhéroe que cuenta con poderes para sanar cualquier herida, aquel a quien le estás agradecida por todo lo que hizo por ti y por sacarte adelante cuando eso no era precisamente su obligación. 

Gracias al abuelo te sentiste protegida y alejada de cualquier peligro, él se ocupó de representar y dar esa imagen de paternidad, con la cual tú te criaste y eres la persona que eres hasta el día de hoy. 

Solo resta decir: Gracias abuelo por ser el padre que necesitaba. Estate segura de que todo lo hacía por ti, era con amor y por verte inmensamente feliz. 

Te puede interesar: Si se disculpó y no cambió, no era disculpa sino chantaje.

TE RECOMENDAMOS