Confesiones

Cuando tu hijo siente celos con la llegada de un nuevo bebé

Es verdad que el amor de hermanos es incondicional, no importa si hay diferencias, no importa si hay discusiones, ser familia es estar siempre en las buenas y en las malas.

Por Roberto Lizarde

- 11/10/2020 03:10

Cuando tu hijo siente celos con la llegada de un nuevo bebé. Foto: Pixabay - null

Es completamente natural que la llegada de un nuevo integrante a la familia provoque celos y dramas de telenovela en el hijo mayor, y es que están tan acostumbrados a recibir toda la atención, todo el amor y todo el cariño, que por lo general no quieren que éste sea compartido ¿Por qué sucede esto?

A tan sólo tres años de edad los hijos son capaces de percibir que mamá y papá se deben a alguien más, lo que suele interpretarse como un competidor con el cuál se debe de luchar para acaparar el 100% del amor de sus padres, y es que a cierta edad, el egoísmo es una parte natural  que los caracteriza.

Antes de la llegada de un nuevo bebé, el hijo mayor suele tener todas las atenciones y las comodidades por parte de los padres, desde ser levantado en la mañana con muchos besos, prepararle su desayuno favorito, salir a jugar al parque, llevarlo a lugares que son de su interés, complacerlo en algún gusto o antojo, platicar, escucharlo, aconsejarle, convivir, leerle un cuento, ponerle atención a sus destrezas etc.

Te puede interesar: Consejos prácticos para mejorar la relación con los hijos

Indudablemente todo esto cambia y es entonces cuando extraña todo lo que hacían por él, sin embargo, ahora ya no es el protagonista principal, es tan drástico este cambio, que el niño no tiene oportunidad de asimilarlo, pero poco a poco tendrá que aprender a ser compartido.

Los niños y niñas son lo más importante del mundo, lo malo es que ni al mundo sabemos cuidar.
Foto: Pixabay

Para evitar cambios indeseables en la conducta de nuestros hijos como los berrinches, los padres tendrán que aprender a ser siempre justos y balanceados; es decir, asegurarse que lo que reciba uno lo reciba también el otro. Si va a comprar un dulce tome en cuenta que son dos niños, si va a comprar una camisa recuerde comprar dos; por eso es importante una buena planificación familiar, cada hijo cuesta, y su llegada al mundo es nuestra responsabilidad.

Una buena forma de inclusión para no descuidar a ninguno de los dos, es hacer que el hijo mayor se sienta más útil, así que podemos involucrarlo para que ayude a atender a su nuevo hermanito. La buena noticia es que esta situación suele tener mejoría cuando el niño socializa con otros niños, no importa si al principio sigue luchando por destacarse, el mismo grupo naturalmente equilibrará ese sentimiento egocéntrico.

Finalmente le recomendamos hacer que su niño se involucre pronto en actividades sociales con los chicos de su edad; ir el parque por ejemplo, o festejar un cumpleaños, son buenas recomendaciones, recuerde que como seres humanos aprendemos en sociedad así procure hacer esto tan pronto como sea posible.

Por último, si las cosas se salen de control, es aconsejable solicitar la ayuda de un experto que los asesore  sobre el caso e intervenga. Así que actúe rápido porque el tiempo será un factor clave.

Te puede interesar: Visita el canal de Youtube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Confesiones