Logo En Pareja
Cuidado con una mujer rota, con ella no se juega nunca más

Cuidado con una mujer rota, con ella no se juega nunca másPexels

Confesiones

Cuidado con una mujer rota, con ella no se juega nunca más

Cuidado con una mujer rota, con aquella a quien ya le han partido el corazón y han hecho sufrir, porque con ella no volverán jamás a tratarla como un juguete. 

Por: María Encinas

Tantos tropiezos, tantos engaños, tantas malas bromas de la vida que ya ha decidido poner un alto, que ha optado por blindar sus sentimientos y no dejarse jamás de nadie, cuidado con una mujer rota que ya ha abierto los ojos y ha levantado la voz, porque con ella no se juega nunca más y está dispuesta a defenderse con uñas y dientes de quien intente burlarse de ella. 

Ya no está conforme con seguir aguantando situaciones que en el pasado la hicieron sentir insignificante o poca cosa, tardó, pero por fin se ha dado cuenta de su valor y ahora hay que tener cuidado con una mujer rota que está en proceso de reconstruirse o que ya ha juntado todos sus pedazos para volver a unirse, porque con ella no se juega nunca más en la vida. 

Se dejó bastante, no decía nada de lo que no le parecía por no hacer sentir mal o incomodar a los demás, se quedó callada y prefirió dar la media vuelta antes que enfrentarse con alguien para defender sus ideas o sus sentimientos, pero u buen día dijo "ya no más", se armó de valor y le puso un alto a todo aquello que la lastimaba, jurándose no volver a ser la misma indefensa. 

Leer también: Yo lo amaba como a nadie y él me quería como a todas. 

Mujer rota
Cuidado con una mujer rota, con ella no se juega nunca más. Foto: Pexels.

Cuidado con una mujer rota, y esto no quiere decir que esté incompleta o amargada con la vida, sencillamente ya ha pasado por muchos obstáculos en la vida, ha tenido que aguantar a personas a su lado que lo único que han querido es verla caer aún cuando la abrazaban y la veían a los ojos, porque una mujer traicionada y con malos momentos, suele volverse una guerrera. 

No se vuelve fría, ni cerrada con los que están a su alrededor, solo se vuelve selectiva, una mujer rota ya no piensa permitir que otros vengan a convertir en caos su vida o sean vampiros de energía, así que no a cualquier admite dentro de su círculo cercano, sabe muy bien a quién mantener cerca y a quién es preferible tenerlos lo más lejos posible de ella. 

A una mujer que ya fue rota en mil pedazos por pasadas situaciones, ya el dolor no la sigue haciendo añicos, ya la hace fuerte, cada derrota la vuelve más inquebrantable, convierte sus heridas en tatuajes de guerra para no olvidar todo lo que ha soportado y lo maravillosa que es por seguir de pie, porque otra en su lugar ya se hubiera rendido, para no olvidar cada batalla de la que ha salido completa o en trozos. 

Leer también: Significado real de estar soltera y sin ningún compromiso. 

Una mujer rota ya no le abre su corazón a cualquiera, y no por miedo a que la vuelvan a dejar destruida, sino porque ya no está dispuesta a volver a pasar por lo mismo, ese error ya no lo comete dos veces, primero tienen que ganarse su confianza, hacer méritos para que ella sepa que es alguien diferente, en donde ella sepa que es prioridad y no una simple opción. 

Cuidado con una mujer rota, porque después de que abre los ojos y se dispone a tomar las riendas de su propia vida resurgiendo de las cenizas como ave fénix, entonces no hay vuelta atrás, porque podrá estar rota, pero no vencida y está dispuesta a volver a mostrar su grandeza en medio del caos que otros le provocaron. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ.