Confesiones

Definitivamente no soy mujer para ti, soy más de lo que mereces

Tienes razón al decirme que no soy lo que esperabas, soy mucha pieza para ti y una mujer completa como yo, no ocupa de un hombre a medias. 

Por María Encinas

- 11/10/2020 08:50

Definitivamente no soy mujer para ti, soy más de lo que mereces - null (Unsplash)

Tal vez no soy lo que querías y resulté no ser lo que pensabas o necesitabas, definitivamente no soy mujer para ti, soy más de lo que mereces y por eso hoy hago acopio de mi dignidad y me voy sin mirar atrás, te dejo en libertad para que encuentres a alguien más. 

Soy mucho, valgo mucho y merezco mucho, eso lo entendí cuando tú llegaste a mi vida y me di cuenta que nuestro amor no era el romance de película que me pintaste en un principio, definitivamente no soy mujer para ti, soy más de lo que mereces. 

No me considero menos de lo que puedas pedir, pero sí soy mucho más de lo que tu me has dado, soy exactamente eso que no mereces, soy una joya que en tus manos no supiste apreciar y por eso hoy me voy de tu lado anteponiendo mi felicidad antes que la tuya por primera vez. 

Puedes ver: Hay un juez llamado tiempo que pone a todos en su lugar. 

Definitivamente no soy mujer para ti, soy más de lo que mereces. Foto: Unsplash.

Y es que no es que me sienta inalcanzable o por encima de los demás, pero me cansé de ser el cero a la izquierda en esta relación que se supone era de dos, sin embargo, yo fue la única que luchaba a diario por sacarla adelante. 

Me cansé de darlo todo y nunca recibir nada, me cansé de mendigarle amor a tu mirada, y tampoco es reproche, solo que es momento de dejar las cartas sobre la mesa para después no cuestionarte el por qué pasaron las cosas, si tú lo decidiste así. 

Me cansé de esperarte, de estar siempre para ti , pero tú nunca estuviste para mí, puse tu bienestar y felicidad antes que la mía, pero ya no más, ya me cansé de mentirme a mí misma que las cosas en la relación van a cambiar, si solo me diste decepciones y promesas sin cumplir. 

Tú no mereces a alguien como yo y yo no merezco cargar con infiernos ajenos, pero ¿sabes? yo me até al caos contigo porque estaba llena de deseo de ayudarte y dispuesta a levantarte, quedarme a sostenerte, pero tú decidiste que yo era tu sinónimo de felicidad y complicidad. 

Táchame de egoísta, pero ¿qué acaso tú no lo fuiste conmigo cuando yo decidí quedarme a tu lado?, cometí errores, perdí el control, la diferencia es que yo sí acepté las consecuencias y remediaba las cosas para que no nos afectaran. 

Me sentía culpable todo el tiempo, porque con tus acciones y actitudes me hacías sentir poca cosa para ti, pero con el tiempo me di cuenta de tu miedo, huías de una mujer completa como yo, no por machismo, sino por no saber qué hacer con tanto para ti. 

Quédate con tus iguales, hoy te dejo libre, libre de mis ganas de amarte como nadie nunca lo hizo, libre de mis intenciones de cuidarte como gran tesoro, libre de mi amor protector, solo te encargo que no vuelvas cuando te des cuenta de lo que dejaste ir. 

Te dejo en paz no porque ya no te quiera, sino porque ya no hay motivos para seguir luchando por ti, definitivamente no soy mujer para ti, soy más de lo que mereces y hoy haré que mi autoestima se suba a los cielos, después de pisotearla tanto tiempo cuando estaba a tu lado. 

No soy mujer para ti y tú tampoco un hombre para mí, tú me enseñaste que eres exactamente lo que jamás quiero para toda la vida; no quiero un amor a medias, un amor rasgado o partido por la mitad, he sufrido y luchado tanto, que merezco un amor entero, intenso e indestructible. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Confesiones