Confesiones

El amor siempre tiene un límite y se llama dignidad

Por mucho que ames a una persona, el amor propio debe ir por encima de ese sentimiento, eso es lo que te permitirá establecer límites en una relación. 

Por María Encinas

-
El amor siempre tiene un límite y se llama dignidad

El amor siempre tiene un límite y se llama dignidad (Pexels)

Cuando te pierdes en la mirada, en las promesas y en los cariños que te ofrece la persona que consideras tu alma gemela, puedes llegar a perder el piso y nublar tu mirada para no ver más allá del enamoramiento, pero el amor siempre tiene un límite y se llama dignidad, es la que te hace despertar de ese sueño y el que grita "basta" cuando tiene que hacerlo. 

El romance en una pareja es increíble, siempre y cuando sea mutuo, porque cuando solo uno de los dos se atreve a luchar por sacar adelante una relación, entonces se convierte en algo extremadamente cansado, tóxico y frustrante, por eso es que el amor siempre tiene un límite y se llama dignidad, es lo que se antepone a cualquier sentimiento que te ate a esa persona que tienes contigo. 

Amar a tu pareja con todas las fuerzas y con toda la ilusión acumulada en tu ser sí es posible, pero también ese enamoramiento intenso se puede marchitar con cada acción, con cada palabra, con cada descontento, tu corazón puede decir que sigue aguantando todo con tal de no dejar marchar a la persona que adoras, pero tu dignidad es quien va a resonar con fuerza para que des la media vuelta. 

Leer también: Si ese amor te aprieta, no es tu talla. 

El amor siempre tiene un límite y se llama dignidad. Foto: Pexels.

La persona que sabe adorar con todas sus fuerzas, aquella que sabe que una relación de pareja se conforma de la fuerza de voluntad y de una excelente actitud, de las ganas de dar el 100 de 100, de quedarse a enfrentar cada una de las diferencias que se presenten y no salir corriendo al primer obstáculo que se presente, merece que la amen con todas las fuerzas del Universo. 

Si tú eres esa clase de persona que cuando se enamora no se guarda nada. deja los miedos a un lado, los pretextos y también el pasado, si tú eres de quien sabe amar bonito, mereces admiración, respeto y también a alguien que te quiera con esa misma intensidad, eres merecedora de respeto, de admiración y de felicidad, si no te dan garantía de nada de eso, entonces busca en otra parte. 

Por mucho que ames a una persona, recuerda siempre que el amor no se ruega, no se mendiga y menos se suplica, la dignidad no debe perderse por nadie, así pienses que es la única persona en tu vida que has querido de verdad, aunque te llenes de incertidumbre por no saber si volverás a adorar a alguien más con la misma intensidad, tu amor propio debe ir por delante. 

Leer también: Una mujer segura es la inseguridad más grande de un hombre. 

Cuando te amas tú misma e impones tu bienestar, tu paz mental y tu estabilidad emocional antes que cualquier sentimiento que tengas por una persona, entonces te conviertes en alguien fuerte y capaz de gritar con fuerza un "ya basta, yo no merezco y no pienso aguantar esto" cuando lo crees necesario, todo tiene un limite y hay que saberlo establecer. 

De no existir el amor propio, entonces vas a dejar pisotear tus sentimientos y a ti como persona, por más que ames a ese alguien que tienes a tu lado, debes poner tu felicidad por encima de eso, si ya te diste cuenta que no te está haciendo feliz, que no mueve un solo dedo por ti, entonces no te merece, eres mucha pieza como para quedarte en un sitio en donde no te merecen. 

Mírate al espejo y reconoce tu valor, ve lo hermosa que eres y lo mucho que tienes por brindar, entonces solo de esa forma no permitirás que alguien venga a hacerte menos y a solo darte migajas de su amor, en una relación o te aman sin condición o que no se queden en la puerta de tu corazón, solo estorban a la persona que realmente sepa amarte sin condiciones. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ. 

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Confesiones