Logo En Pareja
Ella se presentó sin saber en la boda de su novio
Confesiones

Ella se presentó sin saber en la boda de su novio

Estaba muy contenta de haber recibido la llamada de una amiga que venía de Estados Unidos pero cuando la invitó a una boda, ella nunca pensó la sorpresa que se llevaría

Por: Yajaira Villarreal

"Me duele, mucho me duele aún, creo que esta acción nunca la olvidaré, me humillaron de la peor manera".

Lee también: Alimentos que no deben faltar en tu vida para bajar de peso

"Yo llevaba ya un año de novia con Ángel, salíamos al cine, a comer y el me visitaba muy seguido, desde que iniciamos la relación me dijo que el tenía que estar viajando constantemente por su trabajo, recuerdo que én aquel entonces él se dedicaba a la venta de productos de limpieza, yo me sentía muy bien con él porque cuando regresaba siempre me trataba como reina, muy respetuoso, amoroso y ayudaba a mis padres a pendientes en la casa.

Foto: Pixabay

Tema de interés: El riesgo de hacer sexo oral

Todas las promesas que me hizo de casarnos un día, eran para mi como ese alimento necesario para vivir, yo me enamoré perdidamente de ese hombre.

Un día recibí una llamada muy importante, se trataba de mi amiga Elia que se había ido desde hace cuatro años a los Estados Unidos, y me dio la buena noticia que regresaba a México y que quería saludarme, eso me emocionó ya que la consideraba una de mis mejores amigas, así como me llamó a mí, le llamó a sus otras amigas, y una de ellas le dijo que se casaría y que la invitaba. 

Cuando mi amiga llegó, pues nos actualizamos y como ella estaba sola, me invitó a la boda de su amiga que yo no conocía, cuando llegamos a la fiesta, nos sentamos en una mesa especial, recuerdo que había unos detalles de esa boda que me llamó la atención ya que con mi novia habíamos planeado algunas cosas que coincidían con los de esa boda.

De pronto llegan los novios y yo, no podía creeré lo que mis ojos estaban mirando, me empecé a sentir mareada, mi amiga Elia no sabía que estaba pasando,  me lleva al baño y ahí le cuento que el novio es mi novio Ángel, ella sorprendida dijo, ¿Cómo puede ser esto?, ¿Estás segura?, ella me quiso sacar de ese lugar, mi corazón estaba destrozado y le dije, no, no me quiero ir, quiero ver todo, quiero que me quede bien claro que esto no es una pesadailla.

Y me senté en aquella mesa, los novios pasaron al centro de la pista y mientras el sonreía a su esposa, yo lloraba, como una estúpida.

Cuando fue la tanda gitana, me armé de valor, y pasé, me le acerqué, él estaba sorprendido, pensó que le haría un desmadre en su boda, pero no valía la pena, si tenía mucho coraje, le puse un billete de 20 pesos en la corbata  y le dije:

"Eres una basura, espero que tu conciencia te deje dormir, maldito desgraciado". 

Lo dejé y me alejé para siempre de ese lugar.

Han pasado 30 años de aquel momento en el que sentí que mi vida no tenía sentido. Afortunadamente el tiempo me curó un poco mis heridas.

Hoy ya soy abuela, pero cuando pienso en ese instante, lloro, pues en su momento lo consideré el perfecto hombre para mi vida, pero que ese Ángel en realidad era un demonio".

Temas

Comentarios