Logo En Pareja
La clave de la felicidad se encuentra en la paciencia.

La clave de la felicidad se encuentra en la paciencia.Foto: Pexels

Confesiones

La clave de la felicidad se encuentra en la paciencia

Para que logres ser feliz, debes ser paciente y entender que las mejores cosas requieren de tiempo, de mucho tiempo

Por: Nadxiely Chavez

A veces nos cuesta trabajo ser pacientes y damos muestras de que esperar no es nuestra mayor cualidad, sin saber que lo mejor que nos puede pasar en la vida tarda mucho en llegar. Hace algún tiempo decidí planta un jardín y a pesar de que pensaba que eso me daría alegría sucedió todo lo contrario, con las plantas logré desesperarme.

Quería que las flores rápidamente florecieran, que el verde se hiciera parte de ese lugar en donde antes no había nada más que tierra. Moría porque todas las imágenes de flores hermosas que vivían en mi mente, pronto fueran reales. Pero con el paso de los días me di cuenta de que tendría que esperar y sobre todo disfrutar el proceso, disfrutar ver como cada una de las semillas se convertiría en una linda planta. 

Pude darme cuenta que lo mismo nos pasa con el amor, nos apresuramos a encontrar a esa persona especial, nuestra "alma gemela" con la que empezaremos una linda historia de amor, a veces nos apresuramos por no ser "el único de la bola de amigos que no tiene pareja" o el "solteron o solterona" y en eso, nos enfrentamos a muchas decepciones y malas experiencias en el amor. Es cuando conocemos la frustración.

La clave de la felicidad se encuentra en la paciencia. Foto: Pexels

cuando tenemos pareja, nos preocupamos por el futuro, deseamos cosas de la persona amada y pensamos en todo menos en disfrutar de ese maravilloso momento, del presente, En el amor, también se debe de esperar. En la mayoría de los casos debemos de estar preparados, ser más maduros y saber lo que queremos de una relación, para poder encontrar a la persona ideal y eso solamente nos lo regala el tiempo.

Peor pasa con los hijos, cuando son bebés deseamos que crezca para que la carga sea menos pesada para nosotros, queremos que pronto entre a la escuela, crezca, se case y se vaya de la casa y no disfrutamos de los primeros años de vida, en donde el amor de su vida éramos nosotros. Cuando son independientes y se van de nuestro lado, es cuando queremos regresar el tiempo y que vuelvan a ser esos niños que lo único que querían era nuestra atención.

Cuando somos pequeños fantaseamos con que somos grandes, nuestro más grande sueño es la vida de adultos ¡gran error!. No hay nada más bonito que la infancia, esa época de inocencia y despreocupación. Al entrar a la escuela deseamos que los días pasen volando para graduarnos y llevar a cabo un sin fin de proyectos, que requieren de mucho esfuerzo y dedicación para que se puedan llevar a cabo.

Aprende a esperar. Foto: Pexels


Como dicen los sabios ancianos, no hay día que no se llegue ni plazo que no se cumpla. No te desesperes, no forces las cosas, dale tiempo al tiempo y mientras llega eso que tanto deseas, disfruta de cada momento. Mientras tanto yo seguiré esperando que a mis plantas les llegue el tiempo de florecer. Sé que algún día llegará.

Lo siguiente también será de tu interés:

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS