Confesiones

Las joyas más caras que puedes lucir en tu cuello son los brazos de quien te ama

No hay joya más cara que valga mucho más que los brazos de la persona que amas colgada a tu cuello viéndote a los ojos y diciéndote un "te amo". 

Por María Encinas

-
Las joyas más caras que puedes lucir en tu cuello son los brazos de quien te ama

Las joyas más caras que puedes lucir en tu cuello son los brazos de quien te ama (Pexels)

El dinero puede comprar mil cosas que te dan felicidad instantánea y efímera, puede comprar incluso hasta caricias, pero jamás podrá comprar un amor verdadero y tan fuerte que se atreva a hacer cualquier cosa por ti, por eso es que las joyas más caras que puedes lucir en tu cuello son los brazos de quien te ama, aquellos que cuando te tienen atrapado en ellos no te quieren soltar. 

Existen collares carísimos que muchos quisieran lucir a todos los que están a su alrededor y en todos lados mostrar lo mucho que brillan, pero pocos son los que pueden presumir de algo verdaderamente invaluable, el cariño sincero de alguien, las joyas más caras que puedes lucir en tu cuello son los brazos de quien te ama y de quien no piensa dejarte ir. 

Los momentos más lindos compartidos con personas especiales que adoras tanto y que han marcado huella en tu vida, no se pueden comprar ni con todo el oro, a veces te la pasan buscando la riqueza para solo así comenzar a disfrutar la vida, sin darte cuenta que tu gran tesoro está justo ahí delante de ti abrazándote y que la vida está transcurriendo mientras eso sucede. 

Leer también: Si ese amor te aprieta, no es tu talla . 

Las joyas más caras que puedes lucir en tu cuello son los brazos de quien te ama. Foto: Pexels.

Hay varios que dicen que la frase "la felicidad no se puede comprar", es una idea falsa y equivocada, pues con dinero en mano puedes vivir experiencias que te hacen pasar momentos espectaculares, y sí, quizá desde su perspectiva tengan razón, pero lo que no se puede comprar es el amor verdadero, el amor sincero, ese que da todo sin esperar nada a cambio. 

Por eso el amor es ese tesoro de lo más maravilloso, porque el amor no se compra, no se vende, no se impone, ni puede ser evitado, ese sentimiento solamente sucede sin que te des cuenta, cuando menos lo piensas ya está ahí insertado en tu corazón, y solo las personas que realmente aman, son las que pueden transmitir tanta seguridad, cariño y paz en cada uno de sus gestos, de sus risas, de su tacto. 

El amor es un sentimiento no negociable, por eso cuando tienes el afecto de alguien debes sentirte profundamente agradecido, cuando recibes un abrazo de esa persona especial en tu vida, es como si ese contacto no se diera de manera externa, sino que es corazón con corazón quienes se están uniendo en ese abrazo, es una sensación inexplicable que te desborda de ternura. 

Leer también: Una mujer segura es la inseguridad más grande de un hombre. 

Por eso es que en tu cuello jamás vas a poder una joya más cara, más valiosa y más impresionante, que los brazos de la persona que amas, cuando ese ser coloca sus brazos sobre tu cuello, te sientes afortunado, es como un catalizador que te ayuda a soportar cada golpe de la vida, es ese medicamente que te da fuerzas para levantarte de cada caída.

Los brazos de la persona que amas parecieran ser esa joya con superpoderes que quieres llevar contigo como amuleto de la suerte para pelear cada batalla que se te enfrente en el día a día, que cuando te ponen esos brazos sobre tu cuello no hay más dolor, solo existe ese sentimiento de gratitud por tenerla ahí a tu lado acompañándote. 

¿Y sabes de quién son esos brazos que se convierten en tu joya más preciada?, no, no solo son los de aquella persona que elegiste como pareja sentimental, también so los brazos de tus hijos, de tu madre, de tu mejor amiga, de tu abuela, de todas y cada una de las personas que están contigo siempre dispuestas a que en ese contacto de abrazarte, buscan decirte un "te amo, cuentas conmigo". 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ. 

Síguenos en

En esta nota

María Encinas

Egresada de la Universidad del Altiplano del estado de Tlaxcala en la carrera de Ciencias de la Comunicación. Con un gusto especial por la lectura y la redacción, considerándolos un escaparate de lo que hay en mi imaginación y corazón. Apasionada de la vida, arriesgada y en constante aprendizaje.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Confesiones