Logo En Pareja
Le escribí una carta a la novia de mi ex

Le escribí una carta a la novia de mi exPixabay

Confesiones

Le escribí una carta a la novia de mi ex

"Te cuento que lo amé tanto como tú lo amas ahora" Solo quiero que no cometas los mismos errores que yo

Por: Yajaira Villarreal

Me vas a agradecer que te haya escrito esta carta, quiero empezar diciendo que no pienses que es una carta para insultarte, no, pero si quisiera que supieras algunos detalles que viví con mi ex, ahora tu novio. 

Lo amé tanto que perdí mi identidad, dejé que él escogiera que ponerme y a veces no me llamaba para cancelar una salida, me quedaba quieta, esperando como si fuera una mascota entrenada para acatar órdenes. 

Una carta a la novia de mmi ex. Foto: Pixabay

Empecé a envejecer desde mi interior, ya casi nada me llamaba la atención, sólo quería estar cerca de él pero parece que el quería estar lo más lejos de mi posible, mi consejo novia de mi ex, es que te valores mucho más que yo en su momento. 

Empezará a decirte que a él le encantas mejor con ropa no tan pegada, y que le tengas paciencia porque a veces las cosas se le salen de control y a veces no llegará a la cita porque es un hombre muy ocupado. 

Las mentiras son su especialidad, al principio me llevaba a todas partes, pero después empezó a dejarme plantada y a decirme que tenía mucho trabajo, tanto que se ausentaba por muchos días, sin siquiera hacer una llamada. 

Obviamente que ya estaba saliendo con otra, tal vez contigo, pero yo lo ignoraba, te repito me había convertido en esa muñeca de trapo a la que colocan en un lugar y ahí se quedaba hasta que su dueño se acuerde ella para jugar. 

Afortunadamente, un día tuve un retraso en mi regla y sin hacerme una prueba le dije que estaba embarazada, y su reacción fue tan horrible que me hizo dejarlo de inmediato. "Quien sabe quien será el padre me dijo, aquí terminamos". 

Le agradezco que me haya terminado por ese retraso en el que creí que estaba embarazada, para mi buena suerte solo fue eso, lo tomé como una señal, me puse a pensar en ¿Qué iba a hacer yo con una criatura que su padre no quiere?. 

Así que en ese momento la venda de los ojos se me cayó, y ví como me había perdido en su camino, porque era obvio que no era el mío. Retomé mi vida de soltera y descubrí que tenía cadenas no solo en mis pies, en mis manos, sino en mis propios pensamientos.

Las corté todas y me prometí nunca más perder mi identidad, lo que soy por ser alguien por quedar bien con el que se suponía era el amor de mi vida. 

Te deseo suerte y espero que no cometas el error tan grande que yo cometí y que aquí muy claramente te expongo, soy de la idea que una mujer debe ayudar a otra mujer y esta es la manera de ayudarte a ti. 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS