Logo En Pareja
Me pasó de todo, pero aún con mis heridas continúo de pie. Foto: Especial

Me pasó de todo, pero aún con mis heridas continúo de pie. Foto: Especial

Confesiones

Me pasó de todo, pero aún con mis heridas continúo de pie

Por: Juan Tonelli

Me pasó de todo, pero aún con mis heridas continúo de pie. Foto: Especial

Me pasó de todo, pero aún con mis heridas continúo de pie. Foto: Especial

Tengo 42 años y te cuento toda la mochila que llevo sobre mis hombros. Cuando mi madre tenía 34 años, 3 hijos y muchos abortos, por insistencia de mi hermana 16 años mayor, decidió tenerme. Llevaba un matrimonio de maltrato y abuso sexual. Antes de que yo naciera se inició a trabajar debido a la falta de dinero y a las ganas de querer separarse.

En la fábrica donde estuvo empleada conoció a un hombre del cual se enamoró. Quedó embarazada de mí y le contó la situación. Él desapareció. Yo me enteré de esto a mis 36 años. Mi mamá no sabe de quién soy hija. Porque paralelamente a ese amorío era violada por su marido.

Ella se termina separando y del compañero de trabajo nunca supo más nada. Mi mamá se mudó sola conmigo. Mis dos hermanos varones se quedaron con su papá. Y mi hermana quedó embarazada a los 18 y se casó.

Lee también: Insistir con alguien que no te valora es no quererte a ti misma

Mi mamá vivía conmigo sola y se prostituía. Yo la veía de desde muy pequeña tener sexo con hombres. A mis 4 años conoció a otro hombre que desde un principio la golpeaba. A mis 6 comenzó a manosearme. Pero solo fueron manos en mi vagina.

Yo se lo conté a mi madre y ella lo tapó. Hoy le digo papá. Y trato de pasar por alto esos recuerdos, que aunque fueron pocas ocasiones me hacen mal. A mis 8 falleció mi hermano mayor de 23 años. Fue un disparo en una pelea muy confusa con mi otro hermano. Ellos fueron criados en la violencia de un padre muy autoritario. Todo eso también se tapó.

A pesar de eso mi otro hermano siguió viviendo con su papá. Mi mamá y mi padrastro compraron una casa en donde mi hermana, su marido e hijas compartieron la propiedad.

El día del nacimiento de mi tercer sobrino, mi cuñado me quiso besar y me toco un pecho. Aunque tenía 14 años pude frenarlo. Él me pidió que no dijera nada y así hice. Solo lloré y me escondí durante años sobre ropa suelta porque veía su mirada puesta en mí, en mi cuerpo.

Lee también: Cosas que todos los hijos desean de sus padres

Me inicié sexualmente a los 19 con una corta y mala experiencia aunque no fue traumática. A los 23 me puse de novia con un chico que venía conociendo desde los 18. Fué el amor de mi vida y me dio dos hijos hermosos.

A los 35 años se suicidó. Me dejó con el nene de 6 y la nena de 4. Los padres de él me quitaron todo. Me dejaron en la calle con los chicos. Me culparon de lo que pasó. Recurrí a la ayuda de mis padres, hermana y cuñado. Me dieron un lugar para vivir con ellos. La convivencia fue terrible. Llegué a sacar lo peor de mi. Y a mi mamá le dije todas las cosas que guardaba de mi infancia.

Recientemente viuda necesité de mi cuñado para trasladar los nenes al colegio. Él no tardo en insinuarse y querer pasarse conmigo. Era la tercera vez que lo hacía. Cada vez que le pedía ayuda el tipo me pedía algo a cambio. Esta vez se lo conté a mi mamá y lo hablo con él, quien me pidió perdón.

Desde chica sé que mi mamá también se prostituyó con mi cuñado. Por eso tapó lo mío y nunca se lo contó a mi hermana. Hoy vivo sola con mis dos hijos. Nunca volví a formar pareja. Me siento muy sola. Me cuesta hacer amigas y mantener vínculos.

Extraño mucho a marido porque éramos buenos amigos. Solo que él venía con una crianza muy estricta y yo con todos mis problemas fui la gota que rebalsó el vaso. No lo pude ayudar y él tampoco a mí. Me dejó más sola de lo que estaba.

Me refugio muchos en mis hijos. Pero ahora la estoy pasando mal porque tengo miedo a morir y que ellos queden solos.

Espero haber sido clara con mi relato. Ojalá puedan leerlo otras personas y pensar que no están solas. Todos pasamos cosas difíciles en la vida. Solo hay que poner un granito de arroz diario de voluntad para seguir. Gracias por leerme Juan. Nancy

Si queres contarme la tuya hacelo en forma totalmente anónima ingresando a https://juantonelli.com/contacto/

Podes conseguir mi libro “UN ELEFANTE EN EL LIVING, historias de cosas que sentimos y no nos animamos a hablar” en https://www.penguinlibros.com/.../240477-un-elefante-en...