Logo En Pareja
Mereces que te den amor de sobra, no sobras de amor

Mereces que te den amor de sobra, no sobras de amorPexels

Confesiones

Mereces que te den amor de sobra, no sobras de amor

Mereces mucho amor, tanto como el que tú estás dispuesta a ofrecer, no te puedes conformar con las migajas que te ofrece, tu lugar es donde todo sea mutuo 

Por: María Encinas

Te la pasas anhelando por tanto tiempo a que llegue la persona indicada, aquel ser que se entregue por completo a ti y que te vea como lo más maravilloso en su vida, que muchas veces te dejas cegar por ese sentimiento y no te das cuenta que lo que te ofrece no es suficiente, mereces que te den amor de sobra, a manos llenas y no sobras de amor, peor aún, que te conformes con eso. 

Cuando llegue el indicado lo vas a saber porque sentirás con lo que nadie nunca, pero también debes prestar atención a tu romance, no dejar que se te nublen los pensamientos por lo que tú sientes hacia esa persona, eso te permitirá que te des cuenta si en verdad está siendo sincero con su cariño o no, porque tú mereces amor de sobra y no solo sobras de amor, tenlo muy presente. 

Leer también: Cuando terminas una relación amorosa no tienes que guardar luto

Para que la relación funcione de manera adecuada, los sentimientos deben ser mutuos, debe ser una entrega al cien por ciento por parte de los dos, porque cuando uno pone menos que el otro, todo terminará en fracaso, y si tu pareja es quien solo te entrega la mitad o menos de lo que tú das, ¡ahí no es! no mereces quedarte con alguien que se resiste a abrir su corazón por completo contigo. 

amor
Mereces que te den amor de sobra, no sobras de amor. Foto: Pexels.

Cuando una persona se enamora realmente de ti, no tiene dudas de abrir su corazón y su alma para que lo conozcas y para que tomes un espacio ahí, tampoco duda de lo que quiere y lo que tiene contigo, sencillamente se muestra tal y como es, te muestra sus virtudes, también te habla de sus defectos y se esfuerza en trabajar en estos todos los días para mejorar, para ser alguien mejor. 

Si de verdad te ama, se va a entregar por completo, te prestará atención sin que se la pidas, te va enseñar su manera de amar y de demostrar que te quiere, no tendrás que pedirle nada porque él mismo te ofrecerá todo lo mejor que tiene para que la relación funcione, para que todo marche bien y para fortalecer ese sentimiento que los mantiene unidos. 

En una relación de pareja los sentimientos y las ganas de sacar la relación a flote deben ser mutuos, solo así las cosas van a funcionar, porque los dos se preocuparán por sacar su romance adelante, y es que si solo es uno quien entrega más que el otro, tarde o temprano va a cansar y todo se va a desmoronar, siempre deben estar comprometidos con su amor los dos, no solo uno. 

Leer también: La vida te hará coincidir una sola vez con tu alma gemela, cuídala

Si comienzas a conformarte con migajas de amor, si sigues ahí aunque la otra persona no se esfuerce en lo más mínimo por mantenerte enamorada o no dejar que su barco se hunda, entonces la más afectada de todo esto serás tú misma, además de que solo estarás perdiendo el tiempo, desgastándote emocionalmente por alguien que no mueve un solo dedo por verte feliz. 

Dar mucho sin recibir nada a cambio dicen que es lo correcto, pero a la larga llega a cansar, a desesperar, a decepcionar, porque en el fondo deseas con todo el corazón que esa persona hiciera un poquito más por ti y por la relación, pero no es así, tan solo te estás aferrando a esas migajas de su cariño y atención que te regala, y eso terminará aburriéndote o lastimándote. 

Si todo se lo tienes que pedir, si no te presta atención, si no te cuida, si no te escucha, si no te brinda tu lugar y no te respeta, no sigas ahí al lado de quien no te merece y no te valora, da la media vuelta y vete ya, para migajas de amor, mejor nada. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ 

Temas

Foto del periodista María Encinas

María Encinas

Periodista

Egresada de la Universidad del Altiplano del estado de Tlaxcala en la carrera de Ciencias de la Comunicación. Con un gusto especial por la lectura y la redacción, considerándolos un escaparate de lo que hay en mi imaginación y corazón. Apasionada de la vida, arriesgada y en constante aprendizaje.

Ver más

Comentarios