Logo En Pareja
Mujer secuestrada se enamora de su raptor.

Mujer secuestrada se enamora de su raptor.Foto temática pexels

Confesiones

Mujer es secuestrada y se enamora perdidamente de su raptor

Al momento de ser rescatada Mayerli Santos confesó que se había enamorado de su raptor e incluso le escribió cartas de amor

Por: Nadxiely Chavez

No cabe duda que se puede encontrar el amor en cualquier sitio, sin embargo hay algunas situaciones que son verdaderamente increíbles y difíciles de entender. Como el caso de una mujer que fue secuestrada el pasado 28 de mayo en el municipio de Sabana de Torres, Santander. Fue el domingo 14 de julio, cuando la chica fue rescatada por agentes de seguridad de la Policía Nacional de Colombia, sin saber lo que les esperaba.

Cabe señalar que la mujer gozaba de un excelente estado de salud al momento de ser liberada y unos días después de su rescate, las autoridades se sorprendieron y sobre todo llamaron la atención de todo el mundo al revelar algunas cartas escritas por la víctima dirigidas a su captor. En ellas le demuestra su amor y deja en evidencia que su el sujeto en cuestión se ganó su corazón.

Amor, nunca imaginé que de estas lágrimas surgiera un amor tan grande y especial como éste. Aunque la forma en la que nos conocimos no fue la más apropiada, le doy gracias a Dios por todo esto ... Cada día te amo más

La víctima fue identificada como Mayerli Santos Calderón, una mujer casada con un palmicultor. Por otro lado el afortunado captor fue identificado como Ricardo Tarazona Martínez, quien ya presentaba antecedentes penales antes de llevar a cabo el secuestro.

Las cartas de amor sorprendieron a tal grado que nadie pensaba que fueran reales, se creía que las habían puesto ahí a propósito, sin embargo fue la misma víctima, quien al momento de ser liberada confirmó la autenticidad de ellas.

Doy gracias a esa persona que me cuidó que era quien me tenía en cautiverio, no puedo decir nunca que me maltrataron ni que fueron violentos, al contrario, dentro de lo que se puede vivir en un cautiverio fueron bien, fueron amables conmigo

Cabe señalar que aunque muchas personas malinterpretaron e incluso llegaron a burlarse de la situación de la mujer, muchos expertos mencionaron que el síndrome de Estocolmo puede ser interpretado como un mecanismo involuntario de defensa, pues ya que se entra en una relación o vínculo con el secuestrador es menos probable que agreda a la víctima mientras la mantiene secuestrada.

Lo siguiente también será de tu interés:

Comentarios

TE RECOMENDAMOS