Confesiones

Nadie en este mundo puede amar a una mujer más que su padre

Todos hablan del amor de madre, pero el amor de padre también es muy importante, es el primer amor de su hija y él no podría amar jamás tanto a alguien más como ella. 

Por María Encinas

-
Nadie en este mundo puede amar a una mujer más que su padre

Nadie en este mundo puede amar a una mujer más que su padre (Pexels)

Muchos hablan y presumen tanto del amor de madre, que es único, incondicional e irrompible, pero pocos son los que se atreven a presumir con tanto orgullo el amor de ese hombre que les dio la vida, de aquel que se desvela trabajando co tal de que a su familia no le falta, de que su princesa tenga todo en casa, por eso nadie en este mundo puede amar a una mujer más que su padre. 

A ese hombre no le importa trabajar bajo los intensos rayos del sol o doblar turnos, tiene que hacerse el fuerte para no derrumbarse cuando siente que ya no puede más porque es el superhéroe de la familia que no tiene permitido caerse o rendirse, él quiere lo mejor para la chica de sus sueños, nadie en este mundo puede amar a una mujer más que su padre. 

La mamá está dispuesta proteger a sus hijos con su vida misma, pero el padre también entregaría hasta el último respiro de su existencia con tal de que a su familia no le falte nada, pero por sus hijas siempre va a sentir un sentimiento y necesidad de protección más fuerte, que nadie las toque, que siempre estén bien, esa es su misión desde el día en que se entera que vienen en camino. 

Leer también: Créele siempre a tus hijos, su seguridad está en tus manos. 

Nadie en este mundo puede amar a una mujer más que su padre. Foto: Pexels.

También el amor de padre merece ser presumido, pues es ese amor quizás un poco menos sentimental que el de mamá, pero igual de intenso, no todos los padres abandonan, no todos los padres le huyen al compromiso, hay quienes se quedan a luchar y a entregar su vida por sus hijos, a generar ese vínculo sumamente especial con sus hijas, quienes llegan a convertirse en las princesas de su vida. 

Las niñas por lo regular sienten mayor apego al padre, lo ven como esa persona fuerte que cuando las abraza todos los peligros se van, los miedos desaparecen y se sienten seguras, porque saben que él daría su vida entera por mantenerlas a salvo, el papá con las mujeres se vuelve esa figura consentidora que a todo lo que se le pida dirá que sí, pero también ese ese hombre celoso. 

Por eso es que para muchas mujeres su padre es considerado el primer hombre y amor de su vida, porque con ellos descubren qué es lo que quieren de una pareja sentimental, si el padre las trata de maravilla, buscarán a un chico con esas cualidades, al conocer a su padre, su carácter y su personalidad es que se logran idealizar cómo sería su pareja perfecta. 

Leer también: No se sabe lo que es criar a un hijo hasta que se tiene uno, evita juzgar. 

"Conoce a mi padre y entenderás por qué espero tanto de hombre", es la frase que algunas mujeres han tomado de estandarte al momento de estar en la soltería esperando al indicado, pues quieren a alguien que las trate como fueron tratadas en casa, por un "rey" que las educó, las llenó de amor, de valores y que siempre se esmeró por darles lo mejor. 

El amor de padre también es único, nadie amará más a su hija que él mismo, es quien la procurará siempre, quien velará por sus intereses, quien se preocupará por cómo está y jamás permitirá que alguien le haga daño, así que no hay que restarle valor al cariño de papá, ellos también merecen ser presumidos, admirados y mostrarles profundo agradecimiento. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Confesiones